Siempre se ha hablado de la rivalidad entre The Beatles y The Rolling Stones, en las que las comparaciones entre ambas formaciones rellenaban los periódicos británicos. Que si chicos buenos contra chicos malos, yernos perfectos versus “dejaría salir a su hija con un Rolling Stone”, etcétera. Nada más lejos de la realidad. La fraternidad entre los dos grupos existió desde un principio y como muestra este botón.

En los inicios de The Beatles, John Lennon y Paul McCartney regalaban canciones a sus amigos. Hasta este momento, los Stones solo habían publicado como single, una versión de Chuck Berry Come on y necesitaban un empuje en su carrera.

Aún no componían sus propias canciones y su repertorio se basaba en hits de R & B.

Por el contrario, los cuatro de Liverpool ya coleccionaban números uno en las listas de éxitos musicales y eran canciones propias, aunque también habían grabado alguna que otra versión en su primer Lp, como por ejemplo el clásico Twist And Shout.

La grabación de I Wanna Be Your Man

En esas estaban cuando escribieron i wanna be your man para los Rolling Stones en el De Lane Lea Studio de Londres el 10 de septiembre de 1963. Por entonces, apenas se conocían por lo que La reunión de los dos grupos fue organizada por el gerente de los Rolling Stones, Andrew Loog Oldham, dado que había sido el publicista de los Beatles.

Los invitó al estudio donde los Stones ensayaban y terminaron desarrollando lo que había sido un esbozo de una idea de McCartney, por lo que, finalmente los Stones tenían su single".

Los Stones le aportaron su sello a la canción con un ritmo de R & B más duro detrás de la canción y Brian Jones contribuyó con su parte distintiva de la guitarra slide.

Grabaron la canción un mes después, y fue lanzada el 1 de noviembre. "I Wanna Be Your Man" alcanzó el número 12 en las listas de los Estados Unidos.

Los Beatles, por su parte, sacaron el single, interpretado a su manera, tres semanas después en With the Beatles, y Ringo Starr cantó la canción.

The Rolling Stones empiezan a componer

Mick Jagger y Keith Richards más tarde reconocerían una referencia en Lennon y McCartney ese día, dándoles una mejor comprensión de cómo escribir una canción, ya que, a partir de ahí, empezaron a crear sus propias composiciones. Y así fue, como más tarde el manager stoniano encerró al dúo Jagger/Richards en una habitación para que empezasen a componer temas propios, saliendo nada más empezar “As Tears Go By”

La generosidad de los cuatro de Liverpool

Mientras tanto, Lennon y McCartney no solo regalaron canciones a sus satánicas majestades, también cedieron canciones a otros grupos como Gerry and the Pacemakers Do You Want to Know a Secret, Billy J. Kramer y las Dakotas Bad to Me y Cilla Black Step Inside Love.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!