Como cada 25 de enero, la Iglesia católica celebra la fiesta de la conversión de San Pablo. Es conocido que no conoció a Cristo personalmente, pero sí que recibió de él una revelación tal que trastocó su itinerario vital. Con motivo de tal recuerdo, la Iglesia junto a otras confesiones y comunidades eclesiales, clausura una semana muy especial. Es la llamada Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.

¿Qué pasa con el caballo de san Pablo?

De seguro que, al hablar de este evangelizador, nos viene a la cabeza alguna de sus representaciones montado a caballo. La hemos visto en muchos cuadros, de modo que, al volver a escuchar el texto de la conversión de san Pablo, añadimos esa imagen.

Pero el texto es claro: no aparece caballo ni burra por ningún lado. ¿Significa eso que los artistas se equivocaron? Podemos pensarlo, o imaginar que Saulo y sus compañeros iban montados, efectivamente, en cabalgaduras. El camino que seguían era largo y agotador.

De todas maneras, nos queda la expresión: caerse del caballo, o de la burra. Y su significado bien puede aplicarse al futuro santo: conversión, cambiar radicalmente de pensamiento y conductas.

Una escena irrepetible

Si continuásemos leyendo, solo en Hechos de los Apóstoles, hay dos textos más sobre la misma escena. Según se adentra uno en el libro y los lee, no cabe, sino asombrarse, que hay detalles que se engrandecen. Es como si el autor quisiera profundizar más en este converso, pintando su transformación con imágenes impactantes.

San Pablo, en sus cartas, apenas dará datos de lo que pasó, pero sí deja entrever la hondura de la experiencia.

Así que solo nos quedan dos versiones sesgadas: san Lucas con sus descripciones magnificentes y san Pablo con sus breves aportaciones de calada introspectiva.

Una semana para el escándalo y la esperanza

La Iglesia católica, junto a otras confesiones, clausura hoy una semana especial. 7 días que se han dedicado a reconocer el escándalo de la separación entre los propios cristianos y a la oración común por la unidad. Fueron días que buscaron los puntos comunes y no hicieron de los discutidos fuente de enfrentamiento.

Este año es el 110º aniversario del inicio de esta semana de oración. Se marca esta fecha, nombrando al reverendo Paul Wattson, pero la cosa comenzó antes. Por ejemplo, ¿sabías que las semillas suelen reconocerse en 1740?

Fue entonces cuando un movimiento pentecostal rezó por, y con,todas las Iglesias. Otro hito se produce cuando León XIII anima a la práctica de un Octavario de Oración por la Unidad, en el año 1894. En 1964, el Concilio Vaticano II, anima al ecumenismo y a la práctica de este Octavario. Y, ya para venir al presente, esta misma tarde, el Papa Francisco rezará con esta intención desde la basílica de san Pablo Extramuros.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!