Henri Matisse, el pintor francés que dedicó gran parte de su vida al Fauvismo, no solo realizó cuadros representando escenas sino que también se dedico a hacer retratos. Matisse tiene muchos, y entre los más destacados se encuentra "Madame Matisse, La Raya Verde" que es el que se encuentra en la portada del artículo además de otros como "Mujer con sombrero", ambos del año 1905. El retrato era un modo de postular la clase social.

"Mujer con sombrero" de Henri Matisse

En esta obra la mujer obtiene una viveza gracias a la gama de colores vivos empleada además de que la factura del dibujo convierten estos retratos en obras de grandísimo interés.

Tiene tonos violáceos como si la carne pareciese putrefacta transmitiendo la decadencia de la figura humana, fisionómicamente hablando.

A partir de 1913 es cuando Matisse cambia y deja de empastar, deleitándose más en el concepto del color. En el retrato de "Madame Matisse" de 1905 se percibe la clara influencia del Cubismo.

La Primera Guerra Mundial y el devenir de Henri Matisse

Con la llegada de la Primera Guerra Mundial, Matisse se mantiene al margen de todo. Realiza varios viajes donde percibe el cambio de la luz según la localización geográfica. Esto afecta a las obras. Por ejemplo, tenemos el caso de "Odalisca con Magnolia" de 1913 que pertenece al Post-Fauvismo o "Desnudo Azul" de 1907 que pertenece al pleno Fauvismo [VIDEO]. En esta última obra, los senos son prácticamente circulares y tiene formas muy expresivas con una línea muy nerviosa.

Con "Odalisca con Magnolia" se vuelve más conservador debido al final de la Primera Guerra Mundial y la vuelta al orden.

Los últimos momentos de Henri Matisse

Henri Matisse [VIDEO] comienza a sufrir problemas de vista hasta que se queda ciego. Antes de ello, realiza cuadros como "Dos Guitarristas" (1939) donde se aprecia la comunión con el Cubismo.Cuando su ceguera le impide ver, pide cartulinas de colores y tijeras creando líneas arabescas dando lugar a obras abstractas como "Lanza o Forma floral" de 1938 en linograbado.

El recorrido de Henri Matisse por el Arte fue esencial para el entendimiento de las vanguardias [VIDEO] del siglo XX. Matisse fue uno de los puentes ya que gozó de una formación académico pero por elección propia decidió distanciarse de la misma para crear un arte nuevo que no se hubiera visualizado ya en siglos pasados. La ruptura de las normas académicas les permitió abrir un nuevo camino para los artistas que estaban por venir.