No has probado el Chocolate hasta que lo has hecho como los mayas.

Cuando eres tú el que muele el caco, te has ganado cada bocado. Al menos esa es mi perspectiva después de un día aprendiendo a hacer chocolate como lo hicieron los antiguos mayas en el distrito rural de Toledo, en Belice.

Los mayas valoraban tanto el chocolate que adoraban a una diosa del chocolate

Belice fue uno de los centros de la antigua civilización maya, y fueron los mayas los primeros en descubrir el cacao [VIDEO], un sabor sagrado antes reservado para la nobleza y los soldados. A través del comercio, se introdujo en Europa, donde se añadieron leche y azúcar para crear chocolate como lo conocemos hoy.

Ixcacao Maya Belizean Chocolate

Es la fábrica de chocolate más antigua propiedad de Belice y el único que también cultiva su propio Cacao. "Nací de un par de agricultores de cacao maya", dice el propietario, Juan Cho. "Crecí comiendo chocolate 100 por ciento puro, y mi bisabuelo vivió hasta los 115 años, sin duda gracias a los beneficios para la salud del cacao". Ixcacao lleva el nombre de la diosa maya del chocolate. Sí, los mayas [VIDEO] lo adoraban tanto que tienen diosas en honor a él.

El chocolate artesanal contemporáneo puede ser un hobby inconformista, con la ayuda de maquinaria precisa para todo, desde tostadora, aventamiento, molienda, conchado y templado. Sin embargo, Juan y su esposa, Avelina, todavía hacen chocolate a la antigua como lo hacían los mayas. Probar los granos de cacao cubiertos de pulpa recién salidos del caldero y el chocolate amargo sin adulterar condimentado con un poco de ají y canela antes de comenzar el minucioso proceso de hacer bombones de chocolate, es algo que tienes que hacer antes de morirte.

Rompen a mano cientos de frijoles recién tostados, retirando la capa exterior antes de que los arrojen hábilmente en una calabaza para separar la paja. El siguiente paso - molienda - es el más difícil. Usamos fuertes herramientas de piedra de basalto, similares a las piedras utilizadas para moler maíz para hacer tortillas, que se han transmitido en las familias de Juan y Avelina durante generaciones, posiblemente durante miles de años.

Aunque Ixcacao todavía es una pequeña operación familiar, no todo se hace a mano. Entre las dos máquinas de la compañía, pueden moler 150 libras de chocolate cada 15 horas. Todos los granos utilizados provienen de la granja de Chos el productor de cacao

Apuesto a que no sabías todo esto de los mayas, este es definitivamente el mejor chocolate del mundo, no tanto por ser el pionero en la industria si no porque hasta la fecha no ha aparecido un chocolate que se asemeje a el de los mayas