Experiencia Estética

Sabemos que la experiencia estética conmueve, y que es capaz de sembrar la creatividad a nivel inconsciente, que posteriormente dará el nacimiento de nuevos conocimientos. ¿Y a qué me refiero con esto? Hace dos años estuve en el Museo del Prado, pude contemplar de cerca el Jardín de las Delicias. Durante media hora contemplé con detalle los aspectos que mencionaré en este artículo; pero desconocía su significado.

Las obras de Arte, producen una experiencia individual, que es diferente entre cada espectador, y es una relación que despierta significados distintos para cada individuo.

El impacto estético conmueve, llega hasta el inconsciente y se instala para servir como llave de apertura para que emerja. Por un lado la organización social de la época en que fue pintado el cuadro, implicaba una especie de narración moralizante, y tal vez la imaginería de este pintor era mayor a la de sus contemporáneos, creando monstruos de todo tipo y tortura extremas.

El Jardín de las Delicias y su análisis

En el Jardín de las Delicias, existe una simbolización y una abstracción de nivel artístico de extraordinaria belleza que nos impacta, pero a nivel lingüístico nos inquieta, se torna amenazador y conduce al espectador a algo que no es capaz de discernir. A través del psicoanálisis, estas percepciones se logran representar y producen una dimensión mucho más profunda donde se les da un sentido al mundo simbólico, construyendo desde una imagen visible a un mundo descifrable a través del método psicoanalítico.

Esta obra ha suscitado muchas interpretaciones. Sin embargo, todavía no deja de asombrarnos por la cantidad de imágenes fantásticas y de contenido sexual.

Este artículo se centrará en el panel central, El Jardín de las Delicias. Aquí, se aprecian múltiples figuras humanas, todas desnudas. La representación de un jardín del amor que contiene numerosas flores, pájaros y una fuente en el centro.

En el lago del fondo los personajes se bañan en forma mixta, mientras que en la sección del centro ambos sexos han sido cuidadosamente separados. En el estanque circular hay solamente mujeres, mientras que los hombres cabalgan alrededor del mismo.

Ficción Narrativa de la Sociedad

El Bosco creó una ficción narrativa donde nos plantea placeres y castigos.

La lujuria es atrapada en el íncubo de la mente del ser humano como el castigo. El hombre ha dejado el paraíso soñado por haber probado el placer (lo cual lo intoxica y lo conduce a la muerte). Por ende, podemos hablar de la unión de tres estudios dentro de esta Pintura.

El primero de ellos, es la clara representación de la moralidad implantada por la sociedad (que puede ser llevada incluso a la sociedad del Siglo XXI), el segundo aspecto es la representación de la Psicología, es decir, las represiones vividas por cada individuo, presa tajante de dicha moralidad implantada, y finalmente, observamos el tercer aspecto, el arte. El arte es la representación final de cualquier sentimiento llevado a la catarsis para la representación de algo, por lo que este cuadro logra juntar todos los aspectos mencionados para elevar en forma sublime una iconografía clásica de la represiones humanas y del propio inconsciente del pintor atormentado.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!