Ya tenemos a disposición del que guste disfrutar de efectos especiales de pacotilla, de héroes de cartón y de un trama insuficiente, el nuevo tráiler de Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia, el cual ha sido presentado anoche en el programa televisivo de Jimmy Kimmel. La verdad es que deja mucho, muchísimo, que desear, con un particular sentido del ridículo que solo hace afear lo que pudo haber sido una gran historia. A continuación el resumen del tráiler.

En primer lugar, la primera escena de la fiesta me recuerda en muchos sentidos a la fotografía de las películas de Batman de Joel Schumacher, es decir, todo muy pobre.

Ademas la puesta en escena de ambos héroes, o en este caso el cara a cara de Bruce Wayne y Clark Kent, me parece algo insípido. No es de extrañar pues ambos actores tienen la misma capacidad para actuar que un pastor en el típico belén viviente infantil.

En segundo lugar, al parecer volvemos a la tónica de las películas de Christopher Nolan, donde Batman es visto como un justiciero al margen de la ley, al menos una buena noticia dentro de tantas pamplinas. El enfrentamiento entre ambos personajes en esta primera conversación denota frialdad entre los dos, resentimiento y cara de pared de Ben Affleck y cara de lelo de Henry Cavill. Cierto es que las palabras de Bruce Wayne sobre los reportajes que le hacen a Superman por cosas nimias son sublimes, bravo por los guionistas, porque es en lo único que han acertado.

En tercer lugar, lloro, literalmente, lloro de rabia cuando me veo al enano de Jesse Eisenberg y miro a otro lado y me encuentro a Bryan Cranston... que desperdicio de personaje madre mía. Encima es el típico niñato neurótico, con complejo de dios y con ansias de grandeza, y claro está, el discurrir de este personaje es muy previsible, se creerá que lo tiene todo bajo control, algo fallará y no podrá hacer nada porque se da cuenta de que no es un Einstein sino un niño repelente.

Finalmente lo salvarán los héroes antes que dejarlo morir.

En cuarto lugar, Alfred, es decir Michael Caine, intentando disuadir a Batman, Christian Bale... ahhh no, que es solo una corta y pega con Jeremy Irons y Ben Affleck, va va, creía que estaba viendo una buena película. Vaya descaro con la voz de Batman, un poco más y es siamés de Bale.

En quinto lugar, los efectos especiales dan pena, dan miedo, dan de todo menos la sensación de ser buenos. La verdad es que me recuerdan a los de películas como "300" o "Sin City", me esperaba al menos buenos efectos para una película que habrá costado una millonada para terminar haciendo algo que un friki con un ordenador podría hacer desde su casa.

Y por último, lo único bueno de la película es la banda sonora del gran Hans Zimmer, por lo demás no merece la pena ir al Cine a verla. Pero bueno, para todos aquellos que si quieran pagar por ver esto recordar que Batman v Superman se estrenará el 25 de marzo del 2016.

P.D: ¡Batman sin cuello! Y encima con una especie de escopeta... Que destrozo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!