Un delincuente de cuello blanco puede tener varias definiciones, puede definirse de una manera simple como: "Una persona respetable y de alto estatus social que comete un delito en el desempeño de su ocupación".

El término "Delincuente de cuello blanco" fue acuñado por Edwin H. Sutherland, uno de los padres de la criminología moderna que, en diciembre de 1939, presentó en el congreso anual de la American Economic Society.

1-Carlo (Charles) Ponzi

Conocido por su esquema Ponzi, una operación fraudulenta de inversión en la que los inversores recibían parte de su dinero invertido como intereses, el proceso es simple, las ganancias obtenidas por los primeros inversores son generados gracias al dinero aportado por ellos mismos o por otros nuevos inversores victimas del engaño.

Carlo Ponzi basó su estafa en los cupones de respuesta internacional de correos que "descubrió" se podían vender en Estados Unidos más caros que en el extranjero, por lo que el tipo de cambio terminaría por producir ganancias. En cuestión de meses obtuvo millones y es considerado por muchos, a pesar de su estafa y arresto, como un benefactor. Ponzi planeaba manejar un nuevo tipo de banco…

2-Al Capone El "vendedor de antigüedades"

Alphonse Gabriel Capone Pecino, muy conocido, sobre todo en la película "Los intocables de Eliot Ness", la gran figura del crimen de Chicago, creó el "Sindicato del Crimen" se enriqueció gracias al tráfico ilegal de bebidas alcohólicas ocasionado por la Ley Seca, su fortuna ascendió a 100 millones de dólares.

Al Capone fue perseguido y detenido por evasión de impuestos, la mejor opción que tenían para detenerlo.

"La delincuencia de cuello blanco en el mundo de los negocios se manifiesta sobre todo bajo la forma de manipulación de los informes financieros de compañías, la falsa declaración de los stocks de mercancías, los sobornos comerciales, la corrupción de funcionarios realizada directa o indirectamente para conseguir contratos y leyes favorables, la tergiversación de los anuncios y del arte de vender, los desfalcos y la malversación de fondos, los trucajes de pesos y medidas, la mala clasificación de las mercancías, los fraudes fiscales y la desviación de fondos realizada por funcionarios y consignatarios.

Éstos son los que Al Capone llamaba los negocios legítimos". Edwin H. Sutherland

3- Jerome Kerviel

Ex trader de Société Générale y Protagonista de uno de los mayores fraudes de la historia, en enero de 2008, causó la pérdida de 4.900 millones de euros debido a actividades fraudulentas, Kerviel apostó una suma extraordinaria a que ciertas acciones subirían o bajarían y "perdió la apuesta" por valor de la cifra indicada anteriormente, utilizó un complejo sistema para ocultar sus operaciones bajo falsas transacciones y gracias a su conocimiento del sistema del banco el cual lo consideraba uno de sus mejores empleados.

En 2010 fue declarado culpable y condenado a 3 años de prisión.

4- Bernard Madoff

Fue el presidente de una firma de inversión, de las más importantes en Wall Street, que lleva su nombre y que él fundó en 1960. Se embolsó de manera fraudulenta, a través del método de la estafa piramidal, unos 50.000 millones de dólares. Fue sentenciado a 150 años de prisión.

5- Victor Lustig "el rey de los estafadores"

Nacido en la República Checa en 1890, se dedicó desde temprana edad a ganar dinero con la mala vida. Logró vender en dos oportunidades la Torre Eiffel y engañar al mismísimo Al Capone a quien pidió prestados 50.000 dólares para realizar un negocio. Al Capone lo amenazó de muerte si no le pagaba.

Dos meses después, Lustig le devolvió el dinero, pero sin el extra que había prometido. Lo único que había hecho era dejarlos en un banco para ganar el interés.

Lustig se puede jactar de haber vendido la Torre Eiffel en dos ocasiones haciéndose pasar por un funcionario público de alto rango que tenía como misión disponer de los restos del monumento que pronto se volvería chatarra, dadas las dificultades económicas del gobierno para su mantenimiento.

"¿Qué delito es el robo de un banco comparado con el hecho de fundar uno?" Bertolt Brecht.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!