La Comunidad de Madrid ha ratificado que retrasará el toque de queda y el cierre de la hostelería de las 22:00 horas a las 23:00 horas a partir de la medianoche del jueves 18 de febrero. Estas medidas ya fueron adelantadas por el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, el pasado viernes en la rueda de prensa sobre la situación epidemiológica en la región, pero quedaba pendiente de la evolución de los datos de la pandemia.

La tendencia a la baja permite a la Comunidad de Madrid relajar las medidas

Los positivos en Covid-19 han descendido en un 35% en relación a la semana pasada y en un 52% si se compara con los datos de hace dos semanas, según comunica el informe epidemiológico de la Comunidad de Madrid.

Esta semana se han contabilizado 15.029 nuevos positivos en Coronavirus frente a los 23.076 de la anterior. Una tasa que, a pesar de seguir siendo alta, sirve al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso para continuar con su plan de relajar las medidas.

Según el mismo informe, la Comunidad de Madrid contaba con una incidencia acumulada a 14 días de 571 casos por 100.000 habitantes, mientras que la semana anterior era de 817 casos. Esta tendencia a la baja permite que la región retrase la movilidad nocturna una hora y alargue el cierre de la restauración y los establecimientos de ocio dos horas hasta las 23:00.

El sábado se publicó en el BOCM un decreto donde se establecía el comienzo del toque de queda a las 23:00 hasta las 6:00 horas, desde las 00:00 horas del jueves 18 de febrero hasta las 00:00 horas del 1 de marzo.

La Consejería de Sanidad agregó una orden con las medidas concretas para el sector de la restauración y la hostelería, así como de los cines, teatros y otros establecimientos abiertos al público.

Otras excepciones dentro de las normas que entrarán en vigor el jueves

Los establecimientos farmacéuticos, centros y establecimientos sanitarios, servicios de comida a domicilio, establecimientos de combustible, además de otros considerados esenciales quedan exceptuados de esta limitación.

Por su parte, los establecimientos dedicados a la hostelería y restauración deberán cerrar a las 23:00 horas, pero sin poder admitir a clientes desde las 22:00.

Los servicios de comida para llevar con recogida en el propio local se podrán realizar hasta las 23 horas mientras que la entrega a domicilio se puede llevar a cabo hasta las 00:00 horas. Por ahora, se mantiene la limitación de cuatro personas por mesa en el interior, y de seis personas en las terrazas.

Para cines, teatros y espacios similares con actividades planeadas con anterioridad a las 22:00 horas podrá concluir con posterioridad, siempre y cuando permita a los asistentes cumplir con el toque de queda establecido a partir del 18 de febrero. Además, también se permitirá la asistencia a los lugares de culto más allá de las 22:00 horas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!