Al menos unas 8 personas han sido asesinadas después de que un hombre disparara contra varios salones de masajes en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, este martes por la noche. Seis de las víctimas eran mujeres de origen asiático y las otras dos víctimas eran un hombre y una mujer blancos. El sospechoso fue identificado como Robert Aaron Long, de 21 años de edad, al que capturaron luego de que la policía hiciera pública las imágenes de la cámara de seguridad donde aparecía el sospechoso. Unas horas más tarde lo habían ubicado y capturado en el suroeste del Estado, a 240 kilómetros de la ciudad.

El primer tiroteo ocurrió sobre las 17:00 en un spa del condado de Cherokee, en los suburbios de Atlanta, donde fallecieron 4 personas y un herido en un salón conocido como Young’s Asian Massage. El segundo ataque ocurrió 45 minutos después, en dos salones situados en la misma manzana, el primero de ellos fue Gold Spa desde donde llamaron alertando de un robo y que tres mujeres tenían heridas de bala. Luego fueron avisados de un tercer ataque en la otra calle donde otra mujer fue asesinada.

El motivo del ataque aún se desconoce

Se le llaman “salones de masaje” a los burdeles donde ejercen personas de raza asiática de escasos recursos, generalmente inmigrantes que buscan mejores condiciones de vida.

Las autoridades han informado que la investigación está en curso y aún no se tiene un motivo claro. Al inicio se sospecha que se trataba de un robo, pero se maneja la posibilidad que se trate de un ataque racista contra la comunidad asiática en Estados Unidos. Otra posibilidad que se baraja es que el sospechoso se trate de un “incel”, es decir, una persona que es "célibe involuntario" ("involuntary celibate") que al ser incapaz de tener éxito con las mujeres, arremete contra ellas.

Debido a que los ataques fueron en esta clase de salones varios agentes fueron desplegados en Atlanta para proteger otros negocios similares además de aumentar las rondas de vigilancia. En Nueva York las autoridades tomaron medidas similares desplegando unidades antiterrorismo para proteger a la población asiática y sus locales.

Ataques contra la comunidad asiática en Estados Unidos

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus se ha visto un incremento en el número de ataques racistas a la comunidad asiática estadounidense. El año pasado se registraron 28 de estos ataques según las fuentes neoyorquinas, mientras que en el 2019 solo se registraron tres ataques. La organización Stop AAPI Hate registró el año pasado unos 3.800 ataques en todo el país contra la comunidad asiática, lo que equivale a un 35,7% más que el año anterior, sin embargo, muchos de ellos no se denuncian.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!