El príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II fue dado de alta médica este martes y abandonó el hospital privado King Edward VII, ubicado en Londres central, luego de haber estado hospitalizado durante 28 días. El duque de Edimburgo se retiró del centro hospitalario en un coche privado, luego que varios agentes policiales bloquearon las avenidas cercanas para facilitar la salida del consorte de la reina.

El duque de Edimburgo fue hospitalizado por una infección

Y es que el príncipe Felipe fue ingresado en este centro de salud el pasado 16 de febrero, a causa de una infección, sin embargo, dos semanas después fue trasladado al hospital de St Bartholomew, en la ciudad de Londres, para ser operado exitosamente de una afección cardíaca preexistente.

La salud del príncipe ha sido motivo de preocupación y expectación para su familia y el mundo, especialmente por la poca información divulgada al respecto. El 23 de febrero, una semana después de estar hospitalizado, fue cuando el príncipe Eduardo confirmó que su papá recibió tratamiento médico por una “infección”.

Una semana antes de complicarse el estado de salud del príncipe Felipe, su hijo el príncipe Eduardo dijo que el duque permanecía ingresado en el hospital King Edward VII, para recibir cuidados médicos por una infección. Aclaró que su padre se sentía cómodo y había respondido favorablemente al tratamiento médico, pero no se esperaba que abandonara el hospital “hasta dentro de algunos días”.

Sin embargo, el 1 de marzo los doctores decidieron trasladar a otro centro de salud al duque de Edimburgo, con la finalidad de realizarle otros exámenes y detectar una dolencia cardíaca preexistente que obligó a una intervención quirúrgica, solo dos días después.

La operación del duque se realizó exitosamente en el hospital St Bartholomew, donde estuvo recluido hasta el 2 de marzo cuando retornó al King Edward VII para seguir con su tratamiento médico durante varios días.

No obstante, a partir de este momento no se han informado más detalles sobre su estado de salud.

Entre los miembros de la realeza británica que han dado declaraciones sobre su hospitalización se encuentran: el príncipe Eduardo, Camila Parker Bowles y el príncipe Guillermo de Inglaterra. Las tres versiones afirman que el duque “se encuentra mucho mejor”, “tiene muy buen ánimo” o “está mejorando ligeramente”.

El príncipe Carlos visitó al duque en el hospital, pese a restricciones por la pandemia

Por su parte, el príncipe Carlos ha sido la única persona que ha podido visitar al duque en el hospital King Edward VII, motivado a la restricción de las visitas por el coronavirus. Esta es la causa por la cual la reina Isabel no ha podido tener contacto directo con su marido.

Esta ha sido la estancia más larga del duque de Edimburgo en un centro de salud, por lo cual la situación ha generado mucha preocupación a sus familiares, especialmente porque pronto arribará a sus 100 años. Durante los últimos años ha frecuentado el hospital, pero siempre se ha caracterizado por tener una muy buena salud. El príncipe Felipe es actualmente el royal más longevo en el mundo, seguido de la reina Isabel que cumplirá 95 años el venidero mes de abril.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!