Una noticia sobre el Coronavirus ha dejado impactada a la opinión pública de medio mundo por lo hechos que han sucedido en Venezuela, con una mujer que contrajo la COVID-19 y, días después del contagio, sus parientes se vieron sorprendidos por la pérdida de ella misma, de su marido y de sus tres hijos menores por la misma enfermedad.

La mujer ocultó que tenía coronavirus

La mujer venezolana que ha saltado a los medios de comunicación se llamaba Verónica García y tenía 36 años. A mediados de diciembre del pasado año, Verónica dio positivo por coronavirus, presentando un cuadro médico con mucha fiebre, estornudos y malestar general, los síntomas más usuales de la aparición de la COVID-19.

Por miedo a contarle a su familia que era positiva y que había contraído el virus, ocultó esta información de vital importancia.

Así, 42 días después de que se lo detectaran, la venezolana ha muerto y ha causado además el fallecimiento tanto de su marido como de sus tres hijos menores, que han perdido la vida contagiados de la misma enfermedad en la localidad venezolana de Táchira. Esta información no ha tardado en correr como la pólvora, ya que, nuevamente, el coronavirus y la imprudencia ciudadana han hecho que esta familia acabe siendo noticia por tan terrible suceso.

Su marido, ya contagiado por coronavirus, acudió a una fiesta

El pasado 27 de diciembre, José Antonio Gómez, marido de Verónica, asistió a una celebración familiar cerca de Cordero, según la fuente informativa.

Sin embargo, su esposa, conocedora de su situación, decidió no acudir junto a su esposo.

La cuñada de José Antonio, Mariela García, explicó que el hombre acudió a una fiesta a pesar de que las reuniones estaban prohibidas y se reunió, según contó, con unas 20 personas, o incluso más: "Tomó licor, habló con amigos, y luego recibió una llamada telefónica de su esposa, que le dijo que regresara a casa, que no compartiera nada con nadie, porque ella tenía covid y él podría estar infectado”.

Cuando José Antonio acudió al hospital, el medico que lo atendió detectó que los pulmones del marido de Verónica estaban negros, siendo finalmente ingresado el 16 de enero. Verónica falleció dos días después, el lunes 18 de enero, y su marido, un día después, el 19 del mismo mes. La tragedia de esta familia se sucedió con el fallecimiento de la hija mayor, de 17 años, que con un cuadro neurológico especial, no pudo llegar a tiempo al hospital.

Los dos hijos pequeños del matrimonio fallecido murieron el 27 de enero.

Los sanitarios, una vez más, advierten de la gravedad del coronavirus

La tragedia de esta familia ha provocado, nuevamente, que se abra un profundo debate sobre la importancia de luchar contra el coronavirus de forma individual, ya que se trata de una enfermedad letal en muchos casos, como ha sucedido con esta familia venezolana de Táchira.

Las autoridades y los sanitarios siguen haciendo hincapié en el uso de la mascarilla y el mantenimiento de la distancia social junto con otras recomendaciones para frenar el avance del virus y poner fin, definitivamente, a la pandemia.

La sanitaria Amelia Fressel, autoridad única en la localidad de Táchira, ha querido ser rotunda a la hora de recordar a la población la importancia del cuidado personal para frenar este virus: "Tenemos que pensar que todo lo que se parezca al covid es covid".

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!