En Australia, un hombre no irá a prisión tras ser acusado de abuso sexual a una menor de edad porque el joven utilizó protección. El acusado ligó con la menor de edad a través de una red social y fue la madre de la niña la que denunció lo sucedido. No se le ha condenado porque la menor de edad "consintió" y él llevaba puesta protección.

El joven, de 21 años, no irá a prisión, ya que utilizó protección

El acusado de abusar sexualmente de una niña de 14 años, Max Patrick Edwards, de 21 años, finalmente no entrará en prisión porque utilizó protección durante las relaciones que mantuvo con la adolescente.

Edwars, un ciudadano de Australia, conoció a la joven a través de la aplicación de una red social que tiene como objetivo hacer amigos. Las amistades se producen con la condición de que las personas sean mayores de edad. De hecho, la mencionada plataforma restringe el acceso a las personas con edades comprendidas entre los 13 y los 18 años para evitar que entren en contacto con adultos.

El hombre invitó a la victima a su domicilio aprovechando las circunstancias

Max Patrick aprovechó la situación y, tras conocer a la víctima en la aplicación de la red social, la invitó a su domicilio, situado en Marsden, Queenslands. La menor tenía 14 años de edad en el momento de los hechos. El acusado ha sido juzgado en el Tribunal del Distrito de Beenleigh.

El suceso ocurrió cuando, tras encontrarse ambos en el domicilio del varón acusado, los dos comenzaron a besarse. Y sería allí dónde mantendrían relaciones sexuales. Pero, al utilizar protección mientras abusaba de la menor, ha evitado ir a prisión.

Según palabras de la madre de la menor, tras llamar en numerosas ocasiones a su hija y preguntarle por el lugar en el que se encontraba, el joven llevó de regreso a la chica a su hogar, dónde él mismo confesó a la madre de la joven los hechos que habían tenido lugar en su domicilio.

Así lo ha recogido un medio periodístico local. El tribunal escuchó que la madre le preguntó a Edwards: "¿Qué has hecho con mi hija?". Y este jueves, día 4 de febrero, Edwards se declaró culpable.

Primeros momentos tras el abuso sexual: la declaración del acusado a la policía local

Inicialmente, el muchacho negó los hechos ocurridos a la policía, pero finalmente asumió todo lo ocurrido y se declaró culpable de "conocimiento carnal de una menor de 16 años".

Hay que destacar que en Queensland, según la Ley del Código Penal, mantener relaciones sexuales con un menor de 16 años es delito. Aún así, el juez del tribunal, Craig Chowdhury, no condenó al varón a la cárcel. Él mismo aseguró que el acusado "utilizó preservativo, no tenía pasado criminal y tenía trabajo estable". Además, la victima habría "consentido" en el momento en el que sucedieron los hechos.

Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!