Una noticia que ha conmocionado a la ciudad japonesa de Tokio se ha hecho eco en los medios de comunicación y, a pesar de parecer una historia inverosímil, o sacada de una película de género 'gore', es totalmente real y dramática.

La detenida ocultó durante diez años el cadáver de su madre

La protagonista del suceso es una Mujer japonesa de 48 años que ha sido detenida como presunta autora de este macabro hecho que ha dejado sin aliento a la opinión pública. Al parecer, la detenida y, presunta culpable, estuvo ocultando el cuerpo de su madre fallecida durante una década en el interior de un congelador de la vivienda donde vivían.

La hija de la fallecida abandonó el apartamento por impago y fueron los servicios de limpieza los que se encargaron de despejar la vivienda desahuciada y descubrir la tétrica escena en el interior del inmueble dando parte de lo sucedido a la policía de forma inmediata por lo que los agentes se dispusieron a organizar un operativo para buscar y detener a la mujer por este presunto suceso. Según comentó la policía a la AFF, la ciudadana Yumi Yoshino, de 48 años, fue detenida por ser sospechosa de "ocultar, presuntamente, el cuerpo de una mujer", su madre, que se halló el pasado miércoles en un congelador ubicado dentro de un apartamento en Tokio. Según las fuentes, la detenida había doblado el cuerpo de su madre para que encajara en el congelador.

Según las fuentes, la detenida tenía miedo a ser desahuciada

La prensa local ha informado a través de fuentes policiales anónimas que, al parecer, la acusada contó que escondió durante diez años el cuerpo de su madre una vez que falleció porque, según ella, "no quería moverse del apartamento" que compartía junto a su progenitora.

También han explicado que, este gesto por parte de la detenida, se originó en el pánico que padecía la mujer por temer ser desalojada de la vivienda al fallecer su madre si se descubría que había muerto. Ambas, madre e hija, vivían juntas en este edificio de apartamentos de la capital de Japón. El alquiler del inmueble estaba a nombre de la fallecida que contaba con más de 60 años de edad en el momento de su muerte aunque se trata de una estimación aproximada según informó una agencia de noticias japonesa.

La mujer se alojaba en un hotel de una ciudad vecina a Tokio

La detenida, Yumi Yoshino, se vio obligada a abandonar la vivienda a mediados de enero debido a retrasos en el alquiler de la cuota dejando el cadáver de su madre en el interior del congelador por lo que tal hecho, motivó de manera sorprendente para el personal de limpieza el descubrimiento. Según las fuentes que han informado sobre el suceso, la mujer fue detenida el pasado viernes en un hotel situado en la ciudad de Chiba cerca de Tokio.

Como ha informado la prensa, la autopsia practicada al cadáver de la mujer, que, según la policía, no disponía de heridas visibles, no pudo determinar el momento ni la causa de la muerte por lo que el caso aún está pendiente.

Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!