El pasado viernes la policía irrumpía en un bar del centro de Bruselas donde se celebraba una fiesta grupal y donde participaban 25 hombres, entre ellos, varios diplomáticos y un eurodiputado. Apenas conocido fuera de su país, József Szájer, uno de los líderes más conservadores de Fidesz, partido del primer ministro húngaro Viktor Orbán, de quien es uno de sus aliados más próximo. József Szájer fue multado por la policía por participar en esta fiesta donde se superaba el límite de personas de las restricciones debido a la segunda ola de Coronavirus y donde había drogas.

El eurodiputado József Szájer ha presentado su dimisión este domingo

El eurodiputado ha dimitido este domingo y ha sido conocido por toda Europa por su participación en la fiesta de hombres, siendo conocido en su país por homófobo y por ser uno de los padres de la constitución húngara hace ya casi una década, cuando él mismo redactó que la institución del matrimonio hay que protegerla, tratándose esta como la unión entre el hombre y la mujer, prohibiendo de esta manera, los matrimonios entre personas del mismo sexo.

El eurodiputado y otros diplomáticos fueron sorprendidos en una fiesta con alcohol y estupefacientes

Era 'La Derniere Heure' quien destapaba la historia y revelaba que 25 personas, fueron descubiertos en medio de una fiesta de sexo, alcohol y estupefacientes en un bar del centro de Bruselas.

En esta reunión se quebrantaron todas las recomendaciones vigentes para la prevención de los contagios por COVID-19, ya que la hostelería de la ciudad permanece cerrada y los encuentros están autorizados en las viviendas y solo se puede invitar a máximo una persona. Además de todas estas infracciones, ninguno de los allí presentes llevaba mascarilla y dos de ellos, solicitaron inmunidad diplomática.

Las explicaciones del eurodiputado

El ya ex eurodiputado, József Szájer, ha explicado en un comunicado que, al entregar su carnet a la policía, les informó que era miembro del Parlamento Europeo y entonces estos, le amonestaron verbalmente y trasladaron hasta su vivienda. En el momento de la detención, el aliado de Viktor Orbán, portaba éxtasis, pero el eurodiputado asegura que las pastillas no eran suyas.

Además, ha afirmado que no tomó nada y que los agentes se negaron a hacerle un test.

La Fiscalía de Bruselas ha explicado que varios residentes avisaron a la policía porque había "demasiado ruido" y todo parecía indicar que se estaban saltando las "normas de confinamiento". Fue entonces, cuando la policía acudió al lugar y se encontraron a 25 personas. En el grupo no se encontraba József Szájer, ya que estaba intentando escapar. Fue localizado gracias a un testigo y se lo encontraron con las “manos ensangrentadas” y sin documentación. Entonces la policía lo trasladó hasta su domicilio donde les enseñó su pasaporte.

El eurodiputado ha pedido disculpas por saltarse el confinamiento y por ser "irresponsable” y asegura que asumirá la multa. Justo un día antes de esta fiesta gay, Szájer votó en contra de una Resolución del Parlamento Europeo en la que se denunciaban los derechos de la comunidad LGTBI, en lugares como su propio país, Hungría.

El anfitrión de la fiesta culpa a otros “competidores” de la denuncia

David Manzheley, el propietario del apartamento de Bruselas donde se realizaba el encuentro gay, ha declarado a la agencia EFE que era la primera vez que veía a József Szájer en una de sus fiestas. También aseguró que estas son “muy recurrentes” en la capital belga y que se organizan a través de una aplicación. El anfitrión señaló a “sus competidores” de organización de este tipo eventos como los denunciantes del viernes pasado.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!