Mientras se sigue investigando el origen del coronavirus y son varias las teorías sobre cómo surgió el virus y la forma que tuvo de expandirse desde Wuhan, una nueva información se ha hecho pública. A través de unas nuevas declaraciones, Li-Meng Yan, la viróloga china que escapó del país asiático después de percatarse de la alta peligrosidad del virus, afirma contar con información suficiente como para demostrar el origen artificial del Coronavirus.

De hecho, Yan se ha comprometido ahora a mostrar pruebas de que el coronavirus emergió de un laboratorio. Así, busca demostrar la teoría que lleva defendiendo durante los últimos meses.

Desde su refugio en Estados Unidos, país al que huyó tras reparar en el riesgo que suponía el coronavirus, la viróloga china está recabando información y reuniendo pruebas para poder demostrar que el coronavirus fue creado en un laboratorio.

Un laboratorio, el origen del coronavirus según Yan

Li-Meng Yan, que desde el mes de abril se encuentra en un lugar indeterminado de Estados Unidos, lleva afirmando desde hace varios meses que el virus no proviene de la naturaleza ni tampoco se escapó del mercado de Wuhan. Según la viróloga, que escapó de China temiendo por su integridad física y que lleva investigando la COVID-19 desde diciembre del 2019, el coronavirus tiene un origen artificial.

Tal y como afirma la propia Yan, ella habría dado cuenta de sus descubrimientos al respecto a sus jefes y superiores de la Universidad de Salud Pública de Hong Kong, y estos no le habrían tomando en serio.

Además, la epidemióloga asegura que le advirtieron que "tuviera cuidado y fuera muy cautelosa". En otras declaraciones previas, Yan indicó que el Gobierno chino conocía antes del anuncio oficial del brote ocurrido en Wuhan la peligrosidad del nuevo coronavirus. Asimismo, la viróloga denunció que el Gobierno de Pekín, incluso antes de que ella huyera del país, busca destruir su reputación y silenciarla.

La prueba: la secuencia del genoma del virus

Según ha explicado Li-Meng Yan, la secuencia del genoma del virus se comporta como una especie de huella dactilar. Analizándola se pueden identificar varias cuestiones sobre el coronavirus, entre ellas, y según Yan, que surgió de un laboratorio. "Usaré estas pruebas para decirle a la gente por qué el SARS-CoV-2 viene de un laboratorio en China, por qué son los que lo hicieron", afirma la doctora.

Estas declaraciones han sido realizadas por la viróloga a la cadena ITV y han sido recogidas por el periódico inglés The Sun.

La OMS niega el origen artificial del virus

El objetivo de Yan es que cualquier persona, incluso aquellas que no cuenten con conocimientos específicos de Biología, sea capaz de leerlo, identificarlo y verificarlo por sí misma. De esta manera, la doctora pretende demostrar el origen artificial del coronavirus y que la mayor parte de la población pueda compartir su opinión. Mientras tanto, la OMS (Organización Mundial de la Salud) continúa negando esta información y defendiendo que el SARS-CoV-2 tiene un origen natural.

Según el organismo oficial de salud, el coronavirus tendría un origen animal natural sin ningún tipo de manipulación genética ni fabricación humana.

Esta teoría es apoyada por la comunidad científica mundial. En concreto, las investigaciones oficiales se dirigen hacia el murciélago de herradura. Este animal, debido a su escaso contacto con los seres humanos, habría necesitado servirse de un animal intermediario salvaje o domesticado para actuar como transmisor. En cuanto a qué animal podría haber sido este intermediario, se habla de la civeta o el pangolín.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!