Una imagen de Jesucristo totalmente dañada en el norte de Italia ha conmocionado profundamente a la comunidad católica en el mundo y muy especialmente, en el país transalpino. Los hechos han ocurrido en la localidad de Cremona en donde apareció una estatua de Jesús gravemente desfigurada y derribada por fuerzas satanistas. Con la aparición de una misiva puesta en un trozo de cartón con la palabra “Satanás”.

Este indicio hace pensar a los investigadores que los responsables de este macabro acto pudiesen ser presuntos satanistas. Para ratificar esta posibilidad, Pierluigi Sforza, el comandante de la policía local de Cremona, ha comentado que están comprobando las imágenes de vigilancia para tener una idea más concreta sobre la identidad de los vándalos.

Con la inscripción de 'Satanás' en los pedazos de la estatua

“Esa estatua de Cristo representa un reconocimiento del dolor que sufrió Cremona durante el período de la pandemia por el Coronavirus y como consecuencia de ello representa un símbolo de esperanza para el futuro”, puso de manifiesto el alcalde de la población, donde tuvo lugar el incidente, Gianluca Galimberti.

Sobre el desarrollo del acto vandálico, el comandante de la policía local de Cremona hizo mención a que “en el lugar de los hechos nos encontramos con las piedras con las que perpetraron el derribo de la estatua religiosa”. Según su opinión fue realizado de forma artesanal, al igual que cartón con la inscripción satánica.

Cerca de 3.000 actos vandálicos y satánicos desde 2019

El ataque a signos o símbolos religiosos se han incrementado de una forma muy importante a partir del año 2019, según apuntan los informes del Instituto Gatestone. En este este periodo y hasta estos momentos se han perpetrado en torno a 3.000 actos vandálicos contra iglesias, escuelas católicas, cementerios y monumentos cristianos.

Teniendo como escenario a algunos más importantes de Europa, como por ejemplo: Italia, España, Alemania, Francia y Gran Bretaña.

Pero hasta ahora no había ningún vínculo que relacionase estos ataques con los satanistas. Por este motivo, el obispo de Cremona, Antonio Napolioni, ha lanzado un comunicado destinado a los vándalos en los que los señala como “hijos de Dios, no de Satanás”.

Aún más lejos va el comandante de la policía local de esta localidad al advertir que “la figura de Cristo no solo tiene un valor religioso, también es importante para los no creyentes”.

Indignación entre los vecinos de Cremona

El incidente ha generado indignación por parte de los vecinos de Cremona y una repulsa de su máximo mandatario. De todas formas, se va intentar que pueda ser restaurada al mandarse la imagen a un laboratorio para ver si los daños pueden ser subsanados, al menos parcialmente. De cualquier manera, no se ha podido detener por el momento a los responsables de esta fechoría en uno de los países europeos, en donde más presente está la cultura y tradición católica.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!