El pasado martes, 11 de agosto, el cuerpo del activista LGTB+ Jonathan Santos, estudiante de 18 años del Politécnico de la Universidad de Guadalajara, fue encontrado, a poca distancia de su casa en el municipio de Zapopan, asesinado por un disparo en la cabeza que destrozó su joven vida.

Este jueves familiares, amigos, profesores y colegas de la víctima, se manifestaron en la universidad de informática de Guadalajara, donde Santos estudiaba, para que la Fiscalía Estatal, que lleva el caso, gestione la investigación de este delito, como un caso de Violencia de género.

La manifestación por la muerte del activista LGTB+

Los manifestantes organizaron una manifestación sobria, vistiéndose de blanco y negro y realizando pancartas que describían plenamente la rabia por otro asesinato LGTB fóbico en el país, y el sentimiento de profundo dolor por haber perdido a Santos. El último saludo al joven, que había participado activamente en la lucha de los colectivos LGTB+ de la ciudad, fue realizado liberando algunos globos en el cielo y homenajeando con un aplauso la vida del joven activista.

La situación de las personas LGTB+ en México

Javier Armenta, el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios, declaró que el joven no tenía ninguno de sus objetos personales cuando fue encontrado.

Además declaró que en los últimos seis años por lo menos catorce jóvenes fueron encontrados muertos por causa de la delincuencia y otros ocho desaparecieron.

Según el periódico ‘Forbes México’, en el país norteamericano cada tres días muere una persona LGTB+ por culpa de un delito de odio, noticia remarcada por la asociación Letra S, que en una investigación reveló que durante 2019, 117 personas pertenecientes al colectivo perdieron la vida por asesinato.

Todo esto pasó en el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que se considera uno de los más violentos de los últimos diez para la población LGTB+ mexicana.

La movilización de todo México por la situación de las personas LGTB+

Este delito conmovió y movilizó a todo el país, gracias a que se viralizó esta noticia en las redes sociales.

Muchas asociaciones reclamaron que esta muerte tuviera que ser gestionada como un delito de violencia de género, debido a la falta de un protocolo específico para los delitos causados por motivo de la orientación sexual.

La Federación de Estudiantes Universitarios de la UDG, asumió el objetivo de denunciar la falta de una ley que intensifique las penas a delitos motivados por la LGTB+ fobia en la ley mexicana, manifestando la necesidad de reconocer por parte del Estado la cifra real de las víctimas de este tipo de delitos.

La decisión del fiscal de Jalisco

Gerardo Octavio Solís, fiscal de Jalisco, aseguró el pasado miércoles, que el asesinato de Santos, está siendo investigado como delito por robo, crimen pasional y feminicidio a pesar de que el joven no se identificaba como persona trans.

Por ahora, la reconstrucción de la última noche del joven hace presumir que después una fiesta, Santos tenía que encontrarse con alguien. Actualmente la Fiscalía está investigando la hipótesis de que el joven fue trasladado desde el lugar de la fiesta hacia a su casa.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!