Estados Unidos parece no ser capaz de parar la pandemia del Coronavirus y la ciudadanía debería prepararse para lo peor: muchos expertos señalan que Estados Unidos va a ser el próximo epicentro de la histórica pandemia por el coronavirus mientras Europa está viviendo rebrotes. Las estadísticas se superan semana tras semana y anunciaron cuáles serán los estados en los que tendrá lugar un nuevo pico de contagio del coronavirus. Desde que el coronavirus llegó al continente americano, el país del mundo que más muertos y afectados ha contabilizado ha sido Estados Unidos. Por el momento, solo en el país gobernado por Donald Trump ya se han contabilizado 2,22 millones de casos positivos por coronavirus.

Florida se convertirá en el nuevo epicentro del coronavirus en Estados Unidos

En solo 24 horas, el país ha registrado 840 fallecimientos, lo que ha provocado que el número total de fallecidos en el país por culpa del coronavirus sea de 117.717. Por el momento, el epicentro de la pandemia del coronavirus en el país estaría en la ciudad más emblemática: Nueva York. Pero, solo tres meses después, hay otra ciudad donde los casos se han disparado y parece que no habría ningún tipo de control sobre la expansión del coronavirus. En el canal C5N se ha confirmado que hay un nuevo récord en el número de casos positivos por coronavirus en la ciudad de Miami. Según las estadísticas presentadas, Florida se va a convertir en el nuevo epicentro de esta pandemia que Donald Trump sigue sin tomar en serio.

21 de los 50 estados han aumentado el número de positivos en coronavirus

Además, la preocupación sigue en aumento pues de los 50 estados que conforman el país, en 21 han aumentado los casos a lo largo de los últimos quince días. A pesar de que la economía parece estar reactivándose, Florida va a ser el nuevo epicentro de la pandemia del coronavirus.

Pero Donald Trump ve las cosas desde otro punto de vista, dice que el virus desaparecerá aunque los números dicen justo lo contrario. Mientras el mundo entero decidía confinarse u obligar el uso de la mascarilla, el presidente de los Estados Unidos le quitaba importancia a la pandemia por coronavirus y apoyaba que la economía debía estar por delante.

Los expertos en sanidad no están de acuerdo con las palabras de Trump sobre el coronavirus

Incluso, el presidente de los Estados Unidos sigue organizando encuentros con sus seguidores, por ejemplo, el que tendrá lugar en Oklahoma, el primero multitudinario desde que se inició la pandemia por el coronavirus. Se espera que sea un evento que reúna una gran cantidad de personas (algo que va totalmente en contra de las recomendaciones de los expertos en sanidad). Donald Trump ha bajado mucho en las encuestas, a lo largo de las últimas semanas, pero sigue teniendo una base electoral bastante fuerte. Además, el presidente Trump es un vendedor y suele exagerar mucho lo que dice. Por esa razón está mintiendo al asegurar que hay una vacuna que está a punto de salir al mercado, cuando el propio asesora de la Casa Blanca asegura que como muy pronto habrá una vacuna preparada el próximo mes de diciembre.

Si bien el pico del coronavirus ha dejado al sistema sanitario en una situación más que preocupante, Donald Trump se centra en todas sus entrevistas en hablar sobre al economía y sus recursos para paliar la importancia crisis económica que va a vivir el país. Según Trump, Estados Unidos se está reabriendo y la economía va a ser cada vez más fuerte. Están a punto de lograr una vacuna y de conseguir tratamientos terapéuticos que solventen la pandemia que está recorriendo el país. Pero el país logrará salir adelante, incluso, sin ellos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!