El decreto conocido como “la nueva normalidad” por el Coronavirus ha sido aprobado con el apoyo del PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos. Pero, no ha logrado que VOX y los independentistas votasen abstención. A pesar de que son ideológicamente diferentes, estos últimos votaron en contra de este decreto, que se considera fundamental para que el país pueda salir adelante, tras los tres meses de confinamiento por culpa de la pandemia global del coronavirus.

La sorpresa vino por el voto en negativo por parte de ERC y Bildu, que no han querido apoyar este pacto por contar con partidos de derechas para lograr salir adelante (en clara referencia a Ciudadanos y al Partido Popular).

Este decreto regirá el día a día de la ciudadanía con la pandemia de fondo

El decreto conocido como de “la nueva normalidad” regirá el día a día de todos los españoles, tras finalizar el Estado de Alarma ha logrado salir adelante con el apoyo, de forma masiva, en el Congreso de los Diputados, después de que los miembros del Partido Popular hayan decidido apostar por este decreto. Finalmente, se han logrado 265 votos a favor de “la nueva normalidad”, 77 en contra y solo cinco abstenciones. Por esa razón, este polémico decreto será tramitado como si fuera un proyecto de ley de manera urgente, con el objetivo de incluir todas y cada una de las aportaciones distintas, que se presenten por parte de los grupos parlamentarios.

En este caso, el voto en contra de VOX, como suele ser habitual, se ha visto reforzado por los votos en contra de JxCat, Bildu y ERC. Los vascos y los catalanes republicanos, hasta ahora a favor de la gestión del Gobierno, han rechazado apoyar el decreto de la “nueva normalidad”, tras la pandemia por el coronavirus, por ser un “pacto con la derecha”, o sea, por contar con el Partido Popular y Ciudadanos.

Una decisión polémica y que desde Ciudadanos consideran que es un ejemplo más del egoísmo, por parte de los miembros de ERC.

Este decreto es el instrumento para hacer frente a la pandemia

Salvador Illa, ministro de Sanidad, ha defendido este decreto como el mejor instrumento a nivel jurídico para hacer frente a esta nueva etapa, que debe hacer frente la ciudadanía, tras el decaimiento del conocido Estado de Alarma, ante la pandemia del coronavirus, mientras no se haya encontrado, ni tratamientos eficaz, ni vacuna para hacer frente al virus.

Illa ha querido destacar la gran capacidad por parte del país para enfrentarse a la grave pandemia en el último siglo, cuyo peor momento ya el país ha sido capaz de superar. Pero, a pesar de todo esto, ha querido recalcar que el peligro continúa por lo que se van a imponer todas las medidas necesarias con el objetivo de no tirar todo por la borda, después del gran esfuerzo colectivo durante el confinamiento.

Aumentan casos positivos en España y Europa

Igualmente, el ministro de Sanidad ha querido recordar que en España se están produciendo rebrotes, como en el resto del continente europeo. Pero, en América Latina se está viviendo una rápida expansión de la pandemia.

El decreto va a insistir en las medidas vinculadas a la higiene, en la distancia de seguridad y en el empleo de la mascarilla.

Y, en el caso de las residencias de personas mayores (muy afectadas durante la pandemia del coronavirus), se hará mucho hincapié en el refuerzo de todas las medidas de atención sanitaria y en un conjunto de medidas concretas de prevención.

También se va a profundizar en la importancia de los contactos con personas contagiadas por el coronavirus, en la realización del mayor número posible de pruebas PCR, a todos los ciudadanos que sean sospechosos, y en un refuerzo especial en la producción de material sanitario para evitar que se repita el colapso en el mercado, que tuvo lugar el pasado mes de marzo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!