Las manifestaciones de menor tamaño, pero no menos sinceras en espíritu, continuaron en Long Island, Nueva York, el lunes de esta semana, mientras los manifestantes expresaron su enojo por el asesinato del afroamericano George Floyd y los funcionarios policiales elogiaban la naturaleza pacífica de estas protestas. Aunque hubo algunos momentos tensos, los manifestantes no dejaron de expresar su indignación por el asesinato de Floyd en Minneapolis. Docenas de protestas pacíficas, se registraron también en la ciudad de Nueva York, desde hace dos semanas.

Las protestas continuaron en las localidades de Merrick, Lindenhurst y Massapequa, seguidas por Amityville y Carle Place, el lunes por la noche.

Su tamaño no coincidía con el de las manifestaciones realizadas durante el fin de semana, cuando la policía se vio obligada a cerrar calles y carreteras. Pero las emociones gente por el rechazo de este crimen, a manos de la policía todavía se expresaban profundamente.

Autoridades del condado de Long Island elogiaron la forma ordenada en que se llevaron a cabo las protestas, a pesar de la indignación que los manifestantes dijeron sentir por la brutalidad policial y el Racismo en Estados Unidos. Solo siete manifestantes asistieron a un evento de protesta realizado en Merrick, el sitio donde se congregaron más de 4.000 personas la semana pasada.

Autoridades prometen cambios en las leyes policiales de EEUU

Una multitud diversa de hasta 200 personas acudió a la oficina en Carle Place de la senadora estatal, Anna Kaplan (demócrata de North Hempstead), exigiéndole que vote para derogar una controvertida ley policial, que permita que los registros de personal de los oficiales permanezcan privados.

¡Justicia!, ¿Cuándo la queremos?, ¡Ahora!, ¡Black Lives Matter!, corearon. Kaplan, en un comunicado emitido antes de la manifestación, se comprometió a votar para derogar la ley conocida como 50-A, que se refiere a los registros de personal de policías, bomberos y oficiales de corrección.

"Al arreglar esta quebrantada ley, estamos enviando un mensaje de que todos los servidores públicos son responsables ante la gente, y ninguno de nosotros está por encima de la ley", dijo Kaplan.

En el edificio de la Corte Suprema en Mineola, un grupo de 150 manifestantes se arrodilló y guardó un momento de silencio en honor a George Floyd. Aunque algunos de los cánticos eran agresivos contra la policía, a las 8 p.m., la manifestación era ordenada y pacífica. La multitud incluso entonó una "canción pacífica", mientras caminaban por las calles de Mineola el lunes por la noche alrededor de las 8 p.m.

Manifestantes exigen justicia por el crimen del afroestadounidense George Floyd

Irene Ippolito, de 57 años, de Valley Stream, dijo que estaba protestando: "Estoy aquí para alzar la voz en apoyo de mis hermanos y hermanas afroamericanos en Long Island, que viven con miedo de que una arresto policial pueda quitarles la vida, tal como le ocurrió a Floyd.

Quiero vivir en un país donde la igualdad de protección de la ley sea una realidad para todos", dijo.

Floyd falleció el pasado 25 de mayo en un arresto policial en Minneapolis, cuando un agente policial lo asfixió durante 8 minutos tras ser detenido. Este crimen ha provocado violentas manifestaciones en varias ciudades estadounidenses, durante las cuales se registraron saqueos, destrucciones e incendios en tres oficinas policiales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!