Mineápolis prohibirá el uso de estrangulamientos en respuesta a la muerte de George Floyd. Las autoridades de la ciudad anunciaron un acuerdo para prohibirlos inmediatamente, una medida destinada a reforzar la responsabilidad dentro de los Departamentos de Policía de E.U.A que usan la fuerza contra los afroamericanos con mucha más frecuencia que contra los residentes blancos.

Los administradores locales anunciaron la obligación de que los agentes intervengan y denuncien cualquier uso de fuerza no autorizada por parte de la policía, de acuerdo con un pacto entre funcionarios de la ciudad de Mineápolis y del estado de Minesota.

El acuerdo se produce después de casi dos semanas de protestas por la muerte de George Floyd, un hombre negro que estuvo atrapado bajo la rodilla de un oficial de policía blanco de la mencionada urbe durante casi nueve minutos, incluso después de que Floyd no respondiera. El oficial se enfrenta a un cargo de asesinato y otros tres agentes presentes en la escena han sido acusados ​​de ayudar e incitar el crimen.

La aplicación de la fuerza violenta durante los arrestos exigirá reformas profundas en el sistema de justicia estadounidense

"La justicia para Floyd requiere más que una rendición de cuentas del hombre que lo mató y reformas estructurales profundas", dijo el alcalde, Jacob Frey, en un comunicado.

Funcionarios del Departamento de Policía de Mineápolis informaron de que las restricciones de cuello y los estrangulamientos estaban básicamente reservados para situaciones de vida o muerte de los oficiales, una amenaza que no era aparente durante la detención de George Floyd.

Según el acuerdo con el Departamento de Derechos Humanos de Minesota, el Departamento de Policía de Mineápolis también debe cumplir con una investigación de derechos civiles y solo puede usar la fuerza para controlar las multitudes durante protestas y otro tipo de aglomeraciones con la aprobación del jefe de policía al mando.

El uso de la fuerza en los arrestos será revisado en todas las ciudades de EEUU

A partir de este caso ocurrido en Mineápolis, las autoridades realizan un análisis de las políticas y el uso de la fuerza, las cuales están siendo reexaminadas en todo el país. Esta semana, Colorado presentó una legislación para prohibir el uso de estrangulamientos por parte de las fuerzas del orden público.

El viernes, el gobernador de California, Gavin Newsom pidió la eliminación de las restricciones de cuello de los programas de capacitación policial del estado, diciendo que tales tácticas "ya no tienen lugar en la vigilancia y las prácticas del siglo XXI".

El Gobierno del presidente Donald Trump ha manifestado en reiteradas oportunidades su rechazo a la forma en cómo fue asesinado George Floyd en Mineápolis durante su arresto policial, mientras rechazó las "violentas" manifestaciones que se realizaron durante los últimos días en varias localidades del país, las cuales dejaron varios fallecidos, heridos y pérdidas materiales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!