La empresa especializada en ciberseguridad “Cyrity” ha presentado un informe que señala a Rusia y China como los generadores principales de las conocidas como “Fake News” alrededor del mundo sobre la pandemia del COVID-19. La mencionada empresa habría descrito una operativa que abarca desde teorías sobre el origen real de la pandemia hasta una serie de consejos completamente falsos que habrían facilitado el contagio. Ambos países estarían detrás de una serie de bulos que se han difundido sobre la pandemia del COVID-19.

Según el informe, sobre todo Rusia y China están llevando a cabo de manera directa, a través de unas compañías de comunicación de ámbito estatal, y de manera indirecta, a través de una serie de empresas y estructuras que no son gubernamentales en varios países realizando campañas de información totalmente falsa, influencia, injerencia en el extranjero y desinformación.

No solo fueron bulos, también, consejos falsos para hacer frente a la pandemia

Esta operación abarcaría desde teorías que no están comprobadas sobre el origen del virus COVID-19, pasando por consejos totalmente falsos sobre el contagio o la minimización del impacto de la pandemia en los estados. Pero, también se organizan actividades de tipo propagandística que están relacionadas con resaltar la gestión y la preparación de sus gobiernos para lograr hacer frente al brote, la ayuda que están realizando a otros países y la gratitud por parte de algunos gobiernos a estos países. Según ha señalado Cyrity, en el caso concreto de Rusia, las tácticas han ido evolucionando mucho.

China quiere dar la imagen de ser el país que ayuda al resto ante esta grave crisis sanitaria

No solo parece que las autoridades rusas estaría autorizando desinformaciones, sino que también facilitarían la expansión en las redes sociales de teorías que consideran que el virus surgió en Irán, China o en grupos de extrema derecha.

Sus intereses estarían en crear división en la opinión pública y confusión entre las economías de Occidente, sobre todo, en los Estados Unidos y la Unión Europea.

En la cuestión de China, abría un interés de propaganda y de influencia en los que estarían centrados con el objetivo de cambiar la opinión pública sobre cuál es el origen real de la pandemia de Coronavirus en el país asiático y transmitir la teoría de que China, en realidad, es el país que está ayudando al resto de países ante esta crisis sanitaria.

Joaquín Castillejo, consejero delegado de la empresa Cyrity, ha querido precisar que Rusia y China poseen intereses completamente diferentes. Por ejemplo, Rusia sigue la teoría de la estrategia militar a la hora de desinformar.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!