Luego de pasar más de 200 días en el Espacio, Jessica Meir y Andrew Morgan, ambos astronautas de la NASA y Oleg Skripochka, cosmonauta ruso regresan a una Tierra totalmente distinta de la que dejaron cuando se embarcaron en esta misión, esto debido a la pandemia por el Covid-19, procedente de China desde hace más de 4 meses. El aterrizaje se produjo la mañana de este viernes 17 de abril cerca de Dzhezkazgan, Kazajstán.

A través de Twitter, la NASA indicó que los tripulantes se encuentran bien, “en casa sanos y salvos”, fueron las palabras de la agencia espacial en la popular red social, al mismo tiempo informaron que con este aterrizaje se cumplen 205 días para Jessica Meir y Oleg Skripochka, mientras que para Andrew Morgan, suman 272 días en misión.

Meir y Morgan indicaron que mientras se encontraban fuera de la Tierra, se mantuvieron en contacto con amigos familiares quienes les hacían llegar las noticias de los que pasaba aquí abajo, sin embargo, aseguraron que la situación es diferente a cómo se la imaginaban.

“Desde aquí, es difícil entender lo que ha sucedido y cómo será la vida cuando regresemos, había indicado Morgan días atrás mediante una conferencia de prensa mientras se encontraba en órbita.

Adaptarse a una nueva realidad desconocida

Tras su regreso a la Tierra, los astronautas deben seguir una serie de requisitos como parte del protocolo de la NASA que incluye diversos chequeos médicos, sin embargo, en esta ocasión ha sido diferente debido a la pandemia por el virus.

En primer lugar, los equipos encargados de la búsqueda de los astronautas luego del aterrizaje, debieron ser sometidos a pruebas de coronavirus, para descartar infectados que pudieran poner en riesgo su salud.

Al respecto, Courtney Beasley quien es portavoz del Centro Espacial Johnson de la NASA había indicado previamente que se apegarán estrictamente a las recomendaciones de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ o Communicable Disease Center en inglés) en referencia a los controles de infecciones para el Covid-19 cuando Andrew Morgan y Jessica Meir estuvieran de regreso en la Tierra.

Dichos controles incluirían el traslado de los astronautas hacia sus países de residencia, lo cual también fue modificado. Estaba previsto que el traslado se haría desde el aeropuerto de Karaganda, sin embargo, este se encuentra cerrado por la pandemia, lo que obligó a que Oleg Skriposhka volviera a Rusia a bordo de un avión desde un cosmódromo ubicado en Baikonur, mientras que Mier y Morgan fueron enviados a los Estados Unidos a bordo de un avión desde la ciudad de Kyzylorda, luego de varias horas de camino en auto.

La misión a bordo de la Soyuz MS-15

La nave espacial se mantuvo en órbita, mientras permanecía acoplada al módulo Zvezda de la Estación Espacial Internacional (ISS) desde el 25 de septiembre de 2019, tiempo durante el cual, los tripulantes realizaron diversos experimentos en el campo de la ciencia basados en varios programas científicos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!