El ayuntamiento de Wuhan ha corregido la cifra de fallecidos por Coronavirus que aportó en un primer momento y añade 1.290 víctimas más, llegando de esta manera hasta los 3.869 personas muertas por coronavirus en el foco del contagio. De esta manera, el total de casos de fallecimientos por el Covid-19 en China ascendería a un total de 4.632.

Aún así, esta corrección se habría dado no por ocultación de datos, como lleva circulando semanas por redes sociales con las fake news que están desinformando sobre el caso, sino “retrasos, omisiones y errores". La gran pandemia del coronavirus se ha planteado desde finales del año pasado en China y desde principios de 2020 en el resto del mundo como una situación nueva y excepcional, que ha requerido una actuación rápida por parte de los gobiernos y que ha llegado incluso a afectar de manera directa nuestro día a día.

El número de fallecidos oscila debido a las continuas revisiones

Es por ello que los datos de las cifras oscilan a raíz de numerosas revisiones y de la manera de contabilizar a los fallecidos en los distintos países y puntos geográficos del mundo. En este caso en concreto, en China, uno de los principales problemas fue que los hospitales no daban abasto con los ciudadanos que habían contraído la enfermedad, siendo así la principal prioridad de los sanitarios el salvar a estas personas. El recuento se habría hecho de manera rápida y poco eficaz, cosa que se está solucionando ahora mismo con los nuevos recuentos y estudios de los casos.

Todo esto sumado a la cantidad de hospitales de campaña que se fueron construyendo a la mayor rapidez posible por todo el país, idea que posteriormente se fue exportando al resto del mundo, como hemos podido ver en países como España.

De esta forma, de nuevo la prioridad era la salvación de las personas que habían enfermado, y los datos llegaban a los organismos oficiales del país con mayor lentitud que de costumbre.

El Gobierno chino ha sido acusado sin evidencias de ocultar los números

El gobierno chino ha sufrido ataques constantes desde finales del año pasado por, presuntamente, haber ocultado datos de fallecidos.

Es por eso que este bulo se ha extendido sobre todo a través de las redes sociales por la facilidad que tiene compartir este tipo de informaciones.

Como decíamos, este panorama es totalmente nuevo y requiere actuar con rapidez, pero en el caso de recuento de víctimas siempre va un poco por detrás hasta que se pueden actualizar de manera fiable los datos.

El principal motivo por el que fueron puestos en entredicho los números ofrecidos por la Comisión de Sanidad de China habría sido la cantidad de muertes por coronavirus en el resto del mundo, aunque poco a poco estos datos se van actualizando para que, una vez extinguido el virus, se pueda hacer una contabilización total de víctimas con un error prácticamente nulo, siempre siguiendo las mismas normas en todos los países.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!