El primer ministro británico ha tenido que ser hospitalizado este mismo domingo para poder ser sometido a una serie de pruebas, tras haber dado positivo en el test de Coronavirus hace unos diez días. Por el momento, el político está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos. El premier, que no puede hacer frente a sus responsabilidades, ha pedido a Dominic Raab, secretario de Relaciones Exteriores, que lo sustituya al frente del Gobierno del país

El primer ministro británico empeoró su estado de salud por Covid-19

La noticia ha alarmado a la opinión pública del país: Boris Johnson, actual primer ministro de Gran Bretaña, ha sido ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos en el centro hospitalario de St.

Thomas en la ciudad de Londres, un día después de haber sido ingresado en planta por un empeoramiento en su estado por culpa del coronavirus.

Un portavoz de la oficina de Downing Street se ocupó de informar que a lo largo de la tarde el estado del Primer Ministro fue a peor y por consejo del equipo médico se decidió trasladarlo a la UCI del hospital donde ingresó este domingo. Boris Johnson está consciente en todo momento y ha pedido que Dominic Raab, actual Ministro de Asuntos Exteriores, quien también es el Primer Secretario del país, que lo sustituya siempre que sea necesario y ha querido añadir que el primer ministros está recibiendo una atención impecable, dando las gracias a todos los trabajadores del NHS (sistema nacional de salud) por su trabajo y dedicación ardua.

Eso sí, Downing Street ha señalado que ha sido trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivas como forma de prevención en caso de que sea necesario ventilación asistida para ayudarle en su recuperación.

La pareja del líder, Carrie Symonds, también está haciendo frente a la enfermedad en pleno embarazo

El “premier” dio positivo en el test de la enfermedad el día 27 de marzo y el viernes 28 decidió anunciar que extendería su período de aislamiento ya que aún se encontraba con síntomas como la “fiebre alta” y el malestar.

Desde el Ejecutivo británico nunca se dijo que la hospitalización se llevaba a cabo por una emergencia. Y el propio Boris Johnson confirmó la noticia a través de su perfil en las redes sociales, donde no dudó en agradecer el papel de los trabajadores sanitarios. Y quiso remarcar que se sentía de buen humor y estaba en contacto constante con los miembros de su equipo, mientras todos juntos trabajamos para poder luchar contra este virus y que todo estemos a salvo.

Igualmente, se ha confirmado que la novia del político, Carrie Symonds, de 32 años de edad, ha pasado toda la semana en la cama con síntomas evidentes de coronavirus. La joven está embarazada y la joven ha explicado que tras siete días de descanso, se siente mucho más fuerte y está mejorando, aunque no se ha hecho el test.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!