El Coronavirus ha dejado tras de sí muchos fallecidos alrededor del mundo. Toda esta pandemia tuvo un inicio claro en la ciudad de Wuhan, China. Mientras el Gobierno de Pedro Sánchez en España nos indica que todavía no hemos llegado a los números necesarios para que se endulcen un poco las grandes restricciones que sufrimos en nuestro país a costa del COVID-19, Wuhan tras meses de confinamiento obligatorio y paralización de su sistema económico, empieza hoy a retomar su actividad con el deseo de poder obtener un control sobre el virus.

Wuhan levanta la prohibición de movilidad a sus ciudadanos

Casi tres meses de confinamiento llevan los 11 millones de habitantes en Wuhan sin poder salir de la ciudad a causa del COVID-19.

Los habitantes de Wuhan pueden ya ir a visitar a familiares que se encontrasen en ciudades próximas con el propósito de reactivar las conductas sociales y económicas de un país que se ha visto devastado por ser el origen de una pandemia que ha dado la vuelta al mundo como no lo había hecho ningún otro suceso, desde la II Guerra Mundial.

Absoluto control del Gobierno en China a través de una aplicación para móviles

Mientras que en España nos hemos quejado durante varias semanas de que el Gobierno de Pedro Sánchez no tomaba las medidas suficientes para hacer frente al COVID-19, en China, una vez más, nos llevan la delantera desde el momento en el que el Gobierno diseñó una aplicación para tener un control absoluto sobre su ciudadanía y poder otorgarles así el derecho a la movilidad tras tres meses de confinamiento.

La aplicación se encarga de monitorizar los movimientos de los ciudadanos en cada momento, de asegurarse que no se han relacionado con algún contagiado y velar por su salud.

España seguirá el ejemplo de China cuando podamos salir a la calle

El Gobierno de Pedro Sánchez ha adquirido las buenas costumbres de defensa que ha tenido China frente al Coronavirus y eso nos hace pensar que tenemos todas las claves de cómo se podrán ir levantando las restricciones políticas, sociales y económicas que estamos viviendo a día de hoy en España.

Los ciudadanos de Wuhan tienen como obligación mantener el uso de mascarillas durante varios meses más además de que siempre que salgan de la región tendrán que seguir controles médicos muy estrictos como mantenerse 14 días en cuarentena, se encontrarán totalmente expuestos a realizarse las pruebas del COVID-19 en cada uno de sus destinos, y los que hayan estado infectados previamente con el virus necesitarán una documentación muy específica para poder abandonar su ciudad gracias a un motivo de peso.

Wuhan levanta su aislamiento y se colapsan sus calles el primer día

En cuestión de horas, unas 65.000 personas habían dejado la ciudad solo en tren y avión, según medios locales. El Gobierno de Wuhan homenajeó con un espectáculo de luces y vídeos donde se conmemoraba a su sistema sanitario y a su población quienes no lo han tenido fácil ni psicológica y físicamente por el Coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!