Boris Johnson, el criticado primer ministro británico ha querido anunciar, a través de un vídeo que ha subido en su red social Twitter, que ha dado positivo en el test de Coronavirus. El político ha explicado que ha desarrollado los síntomas a lo largo de las últimas 24 horas y que tras hacerse el test del COVID-19 ha dado positivo, por tanto está contagiado.

Ha querido dejar claro que está bien, que se encuentra aislado en su domicilio en Downing Street y seguirá al frente del país. Hace solo unos días, el propio ministro de Exteriores del país, Dominic Raab, fue designado como sustituto del propio Johnson en caso de que el líder del gobierno cayese enfermo.

De esta manera, el líder tory, de 55 años de edad, está viviendo en su propia piel los síntomas de una enfermedad que él mismo no quiso tomarse en serio en un primer momento: fiebre alta, tos persistente, etc. y él mismo ha decidido hacerse el test del COVID-19 después de tardar varios días en tomar medidas restrictivas en su país al poner por delante la economía de Londres antes que la salud de la ciudadanía.

Johnson ha aprovechado el vídeo para volver a pedir a la población que mantengan las medidas restrictivas que han sido impuestas por su gobierno para poder frenar la rápida propagación del mencionado virus.

El dirigente británico ha sido uno de los últimos líderes en tomar medidas para poder frenar el avance de la pandemia

Hasta hace solos unos días, Boris Johnson se mostraba reticente a tomar medidas restrictivas a pesar de la gravedad que se está viviendo por la situación hasta que la OMS y los datos le dejaron claro, a él y a su gobierno, que esto no era ningún juego.

No fue hasta este mismo lunes que el propio mandatario decidió claudicar en su idea de que la economía de un país como Reino Unido debe estar por delante de cualquier cosa y tuvo que decretar el confinamiento de la población por un período de tres semanas.

Imágenes de parques llenos de gente cuando la pandemia era un hecho en el país dieron la vuelta al mundo

Una imagen dio la vuelta al mundo y fue muy criticada: mientras en el resto de Europa los ciudadanos se quedaban en casa y los muertos se contaban por miles, este pasado fin de semana se veían a la población de Reino Unido disfrutando de los parques, con total libertad, disfrutando del tiempo soleado y de la entrada de la primavera.

Incluso, se vieron imágenes de parques completamente llenos con ciudadanos que no estaban preocupados ante un posible contagio.

Y este mismo lunes, los medios de transporte iban llenos de gente como si nada estuviera pasando. Por esa razón, se espera que los casos de coronavirus se disparen a los largo de las próximas semanas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Telecinco
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!