Italia sigue luchando contra el coronavirus con todas sus armas y aumenta las restricciones: ahora, todos los negocios permanecerán con las puertas cerradas, menos supermercados y farmacias. Queda prohibida toda actividad económica, de manera abierta o cara el público, que no sea completamente indispensable.

Italia lo tiene claro: primero es la salud y, después, la economía del país

El primer ministro del país europeo, Giuseppe Conte, ha sorprendido a los medios de comunicación al organizar una comparecencia en horario nocturno donde ha ordenador el bloqueo total del país.

De esta manera, tendrán que cerrar en las próximas horas todos los negocios o actividades económicas en todo el país, con excepciones muy puntuales: los de primera necesidad como pueden ser los supermercados, parafarmacias o farmacias. Es decir, al menos durante un par de semana en el país italiano no habrá ninguna tienda ni restaurante con las puertas abierta en todo el país. Una medida extrema y desesperada que busca frenar el alto contagio del coronavirus entre la población.

Igualmente, ha advertido a la población que no tienen que salir corriendo a los supermercados por miedo a quedarse sin suministros.

Si todos los ciudadanos respetan las normas, el país podrá salir cuánto antes de esta emergencia. El país está siendo duramente golpeado por esta pandemia y no es capaz de paliar los efectos, ni sanitarios ni económicos, de la enfermedad.

La situación sigue siendo cada vez más grave en Italia, a pesar de que el pasado martes era el día, teóricamente, en el que la curva de infectados se iba a estabilidad.

Y, en la práctica, fue justamente lo contrario. Italia se ha convertido en el país con mayor número de infectados por coronavirus después de China, a nivel mundial.

Ayer mismo, la cifra oficial de infectados italianos era de 12.462 personas

Lo peor es el número de muertos que se ha disparado de 631 personas a 827 en apenas una jornada, un salto que no se había vivido desde que se inició el brote. Por esa razón, en Italia nadie se aventura a pronosticar cuándo estará controlada la epidemia, incluso, hasta cuando se tendrán que tomar estas medidas extraordinarias.

Igualmente, el primer ministro italiano ha advertido que los primeros efectos de estas medidas no se notarán en un par de semanas, nadie debe esperar que esto sea una solución con efectos al día siguiente.

Además de supermercados y farmacias, permanecerán abiertos los servicios públicos más esenciales como pueden ser los bancos, el servicio postal, las oficinas de seguros, las gasolineras, los quioscos, los transportes públicos, los servicios de transportes de mercancías y los estancos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!