A través de documentos presentados por representantes de la Organización de Países Exportadortes de Petróleo, organismo al que pertenece Venezuela, se muestra claramente que la obtención de crudo sigue en descenso. El informe correspondiente al mes de septiembre del año 2019, indica que el tope de extracción bajó hasta los 749.000 barriles diarios, lo cual también refleja 1.250.000 unidades menos, con respecto al reporte que cerró el año 2017.

Estas cifras también unifican el criterio que tiene una buena cantidad de medios, los cuales aseguran que Venezuela vive el desplome más crítico de las últimas tres décadas. La actual situación de la principal fuente de ingreso económico para los venezolanos y su gobierno, solo tiene un marcador que la supera y es el paro petrolero del año 2002, cuando la directiva de PDVSA, principal industria petrolera del país, llamó a paro y su producción quedó por debajo de los 100.000 barriles diarios.

Varios ejecutivos incluyendo ministros que se habrían aprovechado de sus cargos han terminado en la cárcel

Abordada por el medio digiltal "La Tabla", la periodista Esther Quiaro, aseguró que se debe manejar con aplomo la designación de cargos en el área de compras en la estatal PDVSA. La comunicadora acentuó que los últimos 6 gerentes de este sector fueron destituidos y presos por corrupción. También es público y notorio que en 2017 detuvieron por corruptelas al exministro Eulogio del Pino y al expresidente de la empresa petrolera Nelson Martínez .

La causa de este "fenómeno", dice Quiaro, es porque desde allí se manejan cantidades inmensas de dinero, las cuales deberían ser utilizadas para la compra de repuestos, maquinarias y equipos que son sumamente costosos. La comunicadora aduce que por ello, quienes desfilan por dicho cargo, se dejan llevar por la codicia y terminan haciendo negocios fraudulentos que los beneficia en lo personal, pero dan al traste con las necesidades de la compañía.

Además de esto, Tarek William Sabb, Fiscal General de la República, denunció en rueda de prensa al país que Rafael Ramírez, otro exministro de energía y expresidente de PDVSA, tenía negocios personales en la empresa. El Fiscal aseveró que Ramírez negociaba de manera paralela a la compañía barcos cargados de petróleo y que el pago de dicho cargamento iba a sus cuentas personales, aunque no se dijo con quién hizo tales negocios.

Las sanciones estadounidenses también complican el panorama petrolero venezolano

Entre las causas que contribuyen con la reducción en la producción del crudo venezolano, también se encuentran las medidas sancionadoras empleadas por parte de Estados Unidos. Estas decisiones trastornan el desarrollo normal de las actividades, sobre todo en el área de distribución, porque debido a estas disposiciones, cualquier naviera que trabaje con Venezuela o toque puerto venezolano para transportar petróleo, será penalizada por el gobierno de Donald Trump.

Una información publicada en la página digital de el Nuevo Herald en mayo dice que las tanqueras Moonson Navigation Corporation y Serenity Maritime Limited, fueron castigadas por prestar su servicio al gobierno de Venezuela. El contenido de dicho portal, detalla que las navieras fueron penalizadas porque eran las encargadas de transportar los envios de petróleo a Cuba. El castigo por su "actuación" puso en riesgo de congelación los bienes que tuviesen en los Estados Unidos.

Nicolás Maduro admitió la existencia de mafias que trastornaron el funcionamiento de la industria petrolera

La aseveración afloró hace poco tiempo en la tertulia que sostuvo el mandatario venezolano con el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien tiene un espacio de entrevistas denominado "Conversando con Correa" transmitido por cadena Rusia Today. El primer mandatario dijo que el eje central de sus políticas para fortalecer la economía del país pasa obligatoriamente por la recuperación de la producción petrolera y reconoció que la baja producción, es un verdadero obstáculo para su gobierno.

Ante la interrogante del moderador en cuanto a por qué se permitió que los niveles de producción cayeran drásticamente desde el año 2013, Maduro lo atribuyó a errores que se cometieron. Seguidamente el jefe de estado se refirió a una mafia que se enquistó en la principal industria venezolana y la saqueó, aprovechando que tenían el control, manejando a su antojo los procesos productivos y la comercialización del crudo, indicando que se dedicaron a hacer negocios personales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más