El pasado martes Joel Sebastián Meza, Joe, asistió como de costumbre a sus clases en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Se percató que había un grupo de Estudiantes bachilleres que se manifestaban ante el edificio de Rectoría. Exigían seguridad y que les dejaran de pedir pagos indebidos.

Una de las demandas de los manifestantes es el esclarecimiento de la muerte de Miranda Mendoza, estudiante de 18 años, asesinada cuando volvía del colegio.

Su cuerpo fue hallado quemándose el pasado 21 de agosto.

Joe de 21 años gusta de participar en movimientos sociales. Así que decidió sumarse a una digna causa. Pidió a su novia Noemi que lo acompañara. Llegaron ya iniciada la manifestación; se sumaron a un contingente reducido de estudiantes, muchos de ellos aún adolescentes. Intempestivamente, un grupo de apenas medio centenar de jóvenes, conocidos en México como “Porros”, grupos de choque, asaltó a los manifestantes con cuchillos, palos y bombas molotov.

Ataque de Porros

Joe fue atacado sin mediar palabra por tres porros. De pronto estaba en el suelo. Uno le rebanó la oreja y otro lo acuchilló por la espalda; la saña llegó a tal grado, que en montón le pisoteaban la cabeza.

De acuerdo al relato publicado por el Huffington Post México, su novia Noemi, más pequeña y delgada que los atacantes, lo protegió abrazándolo, convirtiéndose en un escudo humano, evitando así su probable muerte.

En unos minutos el caos terminó. La vida de Joe estaba en grave peligro. El navajazo le perforó el riñón. Fue trasladado al hospital Siglo XXI en la ciudad de México. El pronóstico era incierto. En un primer momento los médicos informaron a los familiares la probabilidad que le extirparan el riñón. La mañana del miércoles entró a quirófano. Los médicos pudieron detener la hemorragia. El último reporte médico es “grave, pero estable”.

Protesta universitaria: Fuera porros

Este caso provocó la indignación de la comunidad de la universidad más importante de México, que tiene una matrícula de más de 349 mil alumnos. De todos sus planteles se manifestaron frente a Rectoría exigiendo “fuera “Porros” de la UNAM”.

En México “Los Porros” son grupos de choque que operan dentro de instituciones estudiantiles. Integrado por estudiantes matriculados, pero que suelen no aprobar asignaturas y permanecer muchos años en la institución.

Persiguen intereses particulares, políticos y económicos. Son mercenarios. Suelen realizar o romper huelgas estudiantiles.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más