Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil, ha decido no continuar su carrera para volver ser candidato presidencial en el país. Fuentes de la agencia Reuters, aseguran que el Partido de los Trabajadores, pactó la postulación de Fernando Haddad como candidato en la elecciones presidenciales.

Lula se había presentado ante el Tribunal Supremo como última instancia legal, para poder revertir la sentencia de la corte electoral del país que le prohibía postularse como candidato.

Esta sanción, a raíz de los hechos de corrupción vinculados al expresidente durante su mandato. El Tribunal Supremo le dio un plazo de 10 días para retirar su nombre de la lista de los candidatos.

Según las fuentes, su compañero de partido, Haddad, realizará su anuncio oficial como candidato en la ciudad Curitiba. El comunicado será exactamente frente a la Policía Federal donde se encuentra encarcelado Lula desde el mes de abril y donde está cumpliendo 12 años de sentencia.

Apelaciones que no tuvieron resultados

A pesar de que Lula se encontraba dentro del plazo de los 10 días que concedió el tribunal, habría decidido apartarse de la obtención de la presidencia y concederle su puesto a Haddad. Esto con el fin de evitar que el Tribunal Supremo, en un supuesto escenario, anulara los votos que pudiera obtener su partido.

Lula y Haddad, se reunieron en la celda del exmandatario y redactaron una carta que se espera sea leída a los seguidores que acampan frente a la sede policial.

Los simpatizantes del expresidente protestan contra la sentencia impuesta a Lula, catalogando la sanción como una forma de evitar que este llegue a la presidencia.

Entre el 2003 y 2010 Lula fue presidente de Brasil, pero hasta estas fechas sigue siendo el político con más auge en el país. Para estas elecciones no podrá estar presente, a causa de la ley “Clean Slate” que fue usada por el Tribunal Supremo y que impide que los candidatos puedan participar en votaciones populares si existe alguna sentencia que los vincule con el crimen.

Estrategia para la popularidad de Haddad

Aunque Haddad es poco conocido en Brasil, la estrategia que utilizó Lula: mantenerse vivo lo que más pudo en su carrera electoral, ayudó a su compañero de partido para que subiera en popularidad. Es un trabajo de transferencia de poder entre sus seguidores, para que otras personas en el territorio puedan conocer al nuevo candidato.

Una encuesta realizada el día lunes por Datafolha pudo confirmar que el cambio en el mando ha iniciado.

La encuesta muestra un aumento en el apoyo a Haddad que paso del 4% al 9 %,. Este ha sido el mayor crecimiento dentro los trece candidatos en la carrera a la presidencia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más