Lula presentará dos apelaciones, una ante la ONU y la otra ante la Corte Suprema de Brasil para intentar ser candidato presidencial tras su invalidación por la justicia electoral, anunció el lunes el compañero de fórmula del ex presidente.

¿Qué dice la defensa?

La defensa de Lula pedirá que estos recursos suspendan la aplicación de la sentencia por la cual el Tribunal Superior Electoral (TSE) declaró inelegible a Lula el viernes, quien cumple una sentencia por más de 12 años de prisión por lavado de dinero y corrupción.

Así, "no habría necesidad de sustituir (a Lula) en los diez días asignados por el TSE", explicó Fernando Haddad.

El ex alcalde de Sao Paulo que aparece en la candidatura de Lula como vicepresidente para las elecciones del 7 y 28 de octubre pasó varias horas en la celda de Curitiba (sur) con el ex presidente y con otros miembros del partido de izquierda.

"Ha tomado su decisión"

"La decisión del partido es apelar la decisión del TSE y hoy hemos expuesto al presidente Lula todas las posibilidades legales a su disposición y él tomó su decisión, a través de sus abogados", dijo su compañero de fórmula.

"En primer lugar, vamos a pedirle a la ONU que se pronuncie sobre la decisión del tribunal electoral", dijo Fernando Haddad a periodistas, acompañado por el presidente del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, Gleisi Hoffmann.

A mediados de agosto, el Comité de Derechos Humanos de la ONU pidió a Brasil que permitiera a Lula participar en las elecciones presidenciales de octubre hasta que se hubieran considerado todas sus apelaciones. Sin embargo, rara vez se da seguimiento a las decisiones de estos expertos.

Ley de Registros en blanco

"En segundo lugar, (Lula decidió) apelar ante la Corte Suprema, agregó Haddad, explicando que estos pasos tenían la intención de permitir a Lula registrar su candidatura dentro de los diez días establecidos por el TSE, es decir, hasta el 12 de septiembre.

La defensa de Lula tenía previsto presentar ambas apelaciones el lunes y el martes. Poco después de la descalificación del icono de la izquierda, el gran favorito con el 39% de las intenciones de voto, el PT anunció que lo "defendería en las calles, con el pueblo, porque es el candidato de la esperanza" y presentaría todos los recursos posibles".

Haddad, que debería reemplazar a Lula en caso de descalificación sin apelación, todavía es poco conocido en Brasil y está lejos de tener su inmensa popularidad, lo cual no le daría muchas probabilidades de ganar en unas elecciones de esta magnitud.

Hay que recordar que Lula fue invalidado bajo la ley "Ficha limpa" (Registro en blanco), que prohíbe que cualquier persona condenada en segunda instancia se presente a las elecciones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más