Un lugar al sur de África, Botswana, es considerado uno de los sitios más seguros para los elefantes. Pero, paradójicamente, se descubrió que al menos 90 elefantes murieron en Botswana debido a la caza furtiva. El hallazgo fue gracias a una investigación el hallazgo de la ONG Elefantes Sin Fronteras, quienes estuvieron estudiando el caso durante 2 meses. Luego del descubrimiento, un miembro de la organización dijo que nunca antes había visto tal cantidad de elefantes muertos en el continente africano, y que tal vez esto se debe al incremento de caza en los últimos tiempos.

Los datos que arrojó la organización

Estas cifras se establecieron después de un recuento aéreo en el país africano. Uno de los miembros de Elefantes Sin Fronteras informó que el estudio se inició en julio y que paulatinamente fueron aumentando los cadáveres hasta llegar a 90, los cuales son los contados hasta ahora.

El activista también informó que el estudio concluyó que los elefantes fueron asesinados brutalmente con balas de gran calibre.

Además, el activista denunció que el caso se trata de la más grande caza furtiva en toda África, así lo aseguró Mike Chase, el responsable de la organización no gubernamental.

En esta población de África se estima que hay aproximadamente de 135.000 elefantes que aparentemente estaban siendo protegidos de los cazadores. En esta población están en vigencia leyes severas que buscan proteger la vida de los Animales en libertad, así como el medio ambiente . Botswana es considerado uno de los lugares turísticos más atractivos para aquellos que les encanta el safari exclusivo.

Un evento que sorprendió a los habitantes

Muchas personas del lugar se quedaron sorprendidos por tal masacre, debido a que un evento como este donde tantos animales resultaron asesinados no había ocurrido en esta zona del África. Quizás porque las medidas de protección a estos animales eran estrictas. Pero recientemente hubo cambios con la llegada del nuevo presidente Mokgweetsi Masisi, que decidió desarmar a los botsuanos.

Estos hombres eran los encargados de disparar a cualquier cazador que estuviera dispuesto a matar a los animales.

El ministro de Turismo, Tshekedi Khama, confirmó la lamentable muerte de decenas de elefantes, pero no quiso dar más detalles al respecto. En especial sobre las causas que tuvieron los gobernantes para decidir el desarme de los botsuanos o "rangers", como algunos residentes de la zona los llaman.

Algunas investigaciones han dado a conocer que algunos cazadores matan a los animales por el simple hecho de sentir placer. Algunos expertos afirman que la mayoría no lo hacen por necesidad, sino por la sensación que les queda tras la muerte de estos animales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más