El mandatario venezolano por primera vez reconoció su responsabilidad ante la crisis que vive la nación sudamericana. Señaló durante su alocución que harán falta muchos años para recuperar la estabilidad en el país. Ese mismo día, Caracas, capital de Venezuela, sufría un “apagón” eléctrico, que si bien es una situación muy frecuente en los estados del interior, es un hecho poco usual en la capital.

Sin precedentes

El presidente de Venezuela, el socialista Nicolás Maduro Moros, en una declaración sin precedentes, asumió la responsabilidad que sobre él pesa acerca de la grave situación que atraviesa la nación suramericana. Luego de varios años de crisis política, económica y social, manifestó la necesidad de recuperar la estabilidad.

Según Maduro, los modelos productivos que hasta ahora se han ensayado, han fracasado, y él y su equipo tienen la responsabilidad.

Afirmó que tienen que echar adelante la potencia económica que posee el país. Así lo señaló este 31 de julio durante una jornada de trabajo del cuarto congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Un país lleno de riquezas

A pesar de contar con una incalculable riqueza natural y en materia de hidrocarburos, Venezuela sufre una grave crisis económica. Esto ha derivado en una estruendosa situación de desabastecimiento de alimentos y medicinas.

Además, sufren una total ineficiencia en los servicios públicos y una hiperinflación galopante que se prevée cierre para este año en 1.000.000%, según reportes del Fondo Monetario Internacional.

La guerra económica y los culpables

Durante su mandato, Maduro ha señalado que los Estados Unidos de Norteamérica y la oposición venezolana son los culpables del mal desempeño de la economía del su país. Maduro y los líderes del gobierno acusan a los opositores de haber orquestado una “guerra económica” contra Venezuela.

No obstante, en esta oportunidad el mandatario solicitó a sus ministros “cambiar las excusas por resultados”. Aseverando que así el “imperialismo” los agreda, tocará producir con o sin agresión, “basta de lloriqueos”, advirtió.

Medidas económicas

En días recientes, el mandatario anunció una serie de medidas económicas que, a su juicio, permitirían dar una efectiva solución a la crisis. Las medidas incluyen eliminar los impuestos a la importación de bienes de capital, eliminar cinco ceros a la moneda, evaluar la ley de control de cambio y realizar un censo del parque automotor con el objetivo de promover el "uso racional" del combustible.

Esta última medida que sería implementada a través del “carnet de la patria” ha causado molestias en diversos sectores de la sociedad civil.

Si bien Maduro espera que el programa de recuperación empiece a arrojar los primeros resultados en un par de años, los expertos señalan que este plan y el lapso previsto es insuficiente para recuperar la destrozada economía venezolana, ya que entre otros factores, no cuenta con ayuda financiera internacional.

Fallo eléctrico, ahora en Caracas

Ese mismo martes, 31 de julio en horas de la mañana, la ciudad de Caracas sufria un corte de servicio eléctrico por más de cuatro horas. Según el ministro de energía, el apagón afectó al 80% de la ciudad. El fallo no solo afectó a la capital sino también a los estados circunvecinos de Vargas, Miranda y Aragua. En esta oportunidad, el ministro Luis Motta Dominguez, atribuyó el apagón a las fuertes lluvias que afectaron la zona de origen.

Los fallos eléctricos en ese país son muy frecuentes, sobre todo en los estados del interior. Esta situación ocurre a pesar de que Venezuela cuenta con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo. Un caso particularmente grave ocurre en el estado petrolero del Zulia, donde se registran apagones de hasta 36 horas.

Esto ha generado que a diario se registren decenas de protestas en todo el país, a causa de la falta de electricidad, transporte, agua, medicinas, alimentos, entre muchas otras carencias.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más