Este martes, la Corte Suprema de Chile dictó sentencia a 23 ex agentes [VIDEO], esbirros del dictador Augusto Pinochet por dos casos de secuestro calificado (desapariciones); también fue condenado un miembro de la Colonia Dignidad. Los actos fueron cometidos durante el año 1974 contra opositores al régimen.

El caso de María Cristina López

El general César Manríquez Bravo y a los brigadieres Pedro Espinoza Bravo y Miguel Krasnoff Martchenko fueron hallados culpables y condenados como autores materiales de la desaparición de María Cristina López Stewart, una joven estudiante universitaria. Por el delito, la Segunda Sala Penal del máximo tribunal de Chile condenó a los ex agentes a 15 años de cárcel.

Lopez Stewart, era una joven de 21 años de edad, cursaba estudios de historia y geografía en la Universidad de Chile y era militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria. Fue de detenida el 23 de septiembre de 1974 por los agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional.

Según los testimonios de los prisioneros sobrevivientes, la joven estuvo cautiva y con sus ojos vendados mientras era torturada. Todo ocurrió en el Ollagüe, un cuartel de tortura y exterminio del régimen, hasta que en el mes de noviembre de ese año se perdió el rastro de la joven.

Con apoyo internacional

En el año1975, la joven estudiante apareció entre las víctimas de la "Operación Colombo", un montaje orquestado por la Dirección de Inteligencia Nacional que tenia como objetivo encubrir la desaparición de unos 119 presos políticos.

Esta farsa contó con el apoyo de las policías secretas de Argentina y Brasil.

Tal fue el apoyo extranjero que en esos países se publicaron e hicieron circular ediciones de periódicos falsos donde se relata la muerte de los 119 desaparecidos. En los diarios se hacía ver que las muertes se debían a pugnas internas del partido izquierdista. Esto fue aprovechado por la prensa chilena, la cual se encontraba en manos de la dictadura, y se dio a la tarea de hacer eco de la falsa información.

La desaparición de Álvaro Vallejos Villagrán

El otro caso corresponde al secuestro calificado de Álvaro Vallejos Villagrán, quien fuera estudiante de Medicina. Por este caso, el coronel Fernando Gómez Segovia y los brigadieres Miguel Krassnoff y Pedro Espinoza, así como otros 19 ex agentes fueron hallados culpables y condenados a 10 años de cárcel por el mismo tribunal

Gerhard Wolfgang Mücke Koschitzke, un miembro de la Colonia Dignidad, un enclave alemán usado como campo de torturas y exterminio, fue condenado a tres años más un día de cárcel al ser hallado culpable de complicidad en este caso.

Por su parte, otros cinco ex agentes fueron absueltos, ya que no pudo comprobarse su participación en la desaparición de Vallejos Villagrán.

Vallejos Villagrán, de 25 años de edad, fue miembro del Comité Central del Movimiento Izquierdista Revolucionario. Su detención fue llevada a cabo por la inteligencia Nacional en la casa de sus padres el día 20 de mayo de 1974, siendo trasladado a un centro de torturas y exterminio ubicado en pleno centro de Santiago. Luego de dos meses fue liberado y tras una segunda detención en la cual fue recluido en la Colonia Dignidad, se perdió su rastro definitivamente.

El Estado de Chile deberá cancelar una indemnización de 300 millones de pesos chilenos a la esposa e hija de Vallejos Villagrán, monto equivalente a 467.000 dólares americanos.

Según cifras oficiales, durante la dictadura de Augusto Pinochet, al menos 3200 chilenos fueron asesinados por agentes del Estado [VIDEO], de los cuales 1192 figuran como detenidos desaparecidos.