Apenas pasó una semana desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades sanitarias locales, declararan como controlado el noveno brote de ébola en el Congo, cuando inició este nuevo. Esto quiere decir que aún no se ha logrado controlar la enfermedad en la zona. Y según el último reporte son ya 44 las muertes confirmadas de este décimo brote de la enfermedad, en la República Democrática del Congo (RDC).

La enfermedad por el virus del ébola

El ébola es una enfermedad viral, que se detectó por primera vez en 1976 en dos brotes que ocurrieron en forma simultánea, uno en Sudán del Sur y otro en una aldea de la RDC. Dicha aldea se encuentra ubicada en las cercanías de río Ébola, de ahí su nombre. Esta enfermedad es altamente mortal y contagiosa, por lo que en su prevención y control de los brotes debe participar también la comunidad .

Son cinco las especies del virus involucradas en esta enfermedad y la responsable del brote en África Occidental pertenece a la especie Zaire, que es considerada la de mortalidad más alta. En el humano, los síntomas, se presentan entre el segundo día y la tercera semana luego de haber adquirido la enfermedad.

Al inicio son síntomas inespecíficos, que pueden evolucionar en los casos más severos a fallo hepático con manifestaciones de sangrado y fallo renal.

La transmisión ocurre a través del contacto directo con los líquidos corporales y con la sangre de humanos o animales infectados, más frecuentemente monos o murciélagos.

51 casos confirmados y 44 muertes

Este décimo brote de ébola declarado en la RDC, afecta a dos de las provincias ubicadas al este del país. Y según el último reporte del Ministerio de Salud del Congo, hasta el momento hay 51 casos confirmados y 44 muertos, cuando hasta el pasado 14 de agosto solo habían 11 muertes confirmadas.

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) ha instalado un centro de tratamiento en Mangina, desde esta semana, donde hay 37 pacientes hospitalizados, de los cuales se ha confirmado la enfermedad en 31. Cabe destacar que ésta localidad es considerada el epicentro del brote anterior.

Grupos armados y vías de acceso dificultan las labores

La OMS ha alertado acerca de los grupos subversivos en la zona.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), publicó un informe este 16 de agosto, señalando que en lo que va de de año han habido 127 muertes violentas en la zona. Incluso en días pasados, más de 30 civiles fueron secuestrados, habiéndose encontrado 14 cadáveres hasta ahora. Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la OMS señaló, que los sitios donde operan estos grupos armados pudieran servir de albergue para el virus.

Por otro lado, el equipo de salud ha tenido dificultades para el acceso a las zonas afectadas, al igual que las personas con la enfermedad han tenido dificultades para movilizarse a los centros de atención.

Por lo cual, Tedros ha hecho un llamado a estos grupos para que hagan una tregua. De igual manera, ha solicitado apoyo a la comunidad internacional. Todo con la finalidad de poder controlar la enfermedad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más