Los seis primeros niños de un equipo de fútbol tailandés atrapados en la cueva de Tailandia fueron rescatados y llevados a un hospital de campaña cercano a la cueva, así lo informó el jefe del Departamento de Salud de Chiang Rai. Ahora los doctores le están haciendo un examen general para conocer su estado de salud.

Debido a la complejidad de la cueva y a las dificultades de rescate todavía no se sabe cuánto se tardará en sacar al resto de los chicos, pero el equipo de rescate continúa sus labores hasta que se complete la tarea de sacar a todos los jóvenes de la cueva Tham Luang al norte de esa nación.

Los niños tendrán que pasar nadando acompañado de buzos expertos en una peligrosa ruta a través de oscuros túneles, llenos de corriente de agua fuerte.

Inicio de la misión de rescate

Las autoridades habían informado anteriormente que posiblemente iba a tener que dejar a los niños hasta que pasará el Monzón para evitar cualquier tipo situación que pusiera en riesgo la vida de los niños. Esta opción implicaba dejar a los niños dentro de la cueva durante semanas o incluso meses.

Pero luego de distintos estudios, las autoridades decidieron comenzar la operación de rescate por temor de nuevas inundaciones y la disminución de oxígeno dentro de la cueva.

Los encargados del rescate explicaron cómo se lleva a cabo el rescate niños. Informaron que cada niño es guiado por dos buzos con máscaras de oxígeno a través de los túneles donde hay cuerdas que sirven de guía a los nadadores.

En la misión de rescate hay tres equipos de médicos preparados para atender a los 12 niños tailandeses que los esperan a la entrada de la cueva con una ambulancia para ser trasladado a hospitales locales.

En los centros de salud recibirán atención médica especializada por 24 horas en las cuales no podrán recibir visitas de sus familiares.

El proceso de rescate no es fácil

Los niños entre 11 y 16 años y su entrenador de 25 han estado atrapados durante 2 semanas, desde el 23 de junio cuando la cueva se inundó por lluvias.

Los niños han estado recibiendo atención médica y de igual forma han estado preparándolos física y mentalmente para llevar a cabo el proceso de rescate. No es una tarea fácil, ya que cada niño tendrá que cruzar por los oscuros pasadizos y con corriente de agua fuerte. La única manera que encontraron las autoridades de sacarlos de la cueva ubicada en la provincia de Chiang Rai era nadando.

El gobernador de la región, líder de la misión, dijo que, gracias al clima templado y la caída de los niveles de agua en los últimos días, decidieron llevar a cabo la misión de rescate ya que las condiciones para una evacuación submarina eran las más adecuadas.

Sólo el equipo está esperando qué no llueva durante el proceso de rescate.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más