Dos personas fueron halladas inconscientes en el sur de Inglaterra el sábado siendo expuestas al mismo agente nervioso utilizado para atacar a un ex espía ruso en marzo, informó el miércoles la Policía Metropolitana de Londres.

La pareja permanece en estado grave en el Salisbury District Hospital, el mismo hospital donde el ex agente doble Sergei Skripal y su hija fueron tratados después de haber sido expuestos a Novichok, un agente nervioso de categoría militar.

El gobierno del Reino Unido sospecha que los Skripal fueron víctimas de un ataque ruso.

La policía acordonó varios lugares en el área que habían visitado por las personas afectadas antes de enfermarse, entre ellos un parque cercano al banco donde quedaron inconscientes los Skripal, y donde Sturgess y Rowley supuestamente estuvieron la noche anterior antes de ser hallados inconscientes. Los funcionarios de la salud pública dijeron que, hasta el momento, no se cree que exista un riesgo más amplio para la salud pública, aunque muchas personas de la zona han manifestado su preocupación.

La policía confirmó que se trata del mismo agente tóxico con que fueron envenenados Sergei Skripal y su hija

Por segunda vez en cuatro meses, dos personas se encuentran gravemente enfermas en el Hospital del Distrito Salisbury de Inglaterra después de haber estado expuestas al agente nervioso de grado militar desarrollado en la Unión Soviética.

El jefe de policía del país dijo que las pruebas en el laboratorio de defensa británico habían confirmado lo que muchos residentes temían: un hombre y una mujer de 40 años habían sido envenenados con la misma toxina que casi mató a un ex espía ruso y su hija.

"Podemos confirmar que el hombre y la mujer han estado expuestos al agente nervioso Novichok, que ha sido identificado como el mismo agente nervioso que contaminó tanto a Yulia como a Sergei Skripal", dijo el comisionado asistente Neil Basu de la Policía Metropolitana de Londres.

La policía local declaró el caso como un "incidente importante" el miércoles, cuatro días después de que el hombre y la mujer se encontraran colapsados ​​en un edificio residencial en Amesbury, a 13 kilómetros de Salisbury, lugar donde los Skripal fueron envenenados.

La investigación del caso continúa

Basu dijo que no estaba claro si había un vínculo entre los dos casos, y si el agente neurotóxico provenía del mismo lote que dejó a los Skripal luchando por sus vidas.

"La posibilidad de que estas dos investigaciones estén relacionadas es claramente una línea de investigación para nosotros", dijo en medio de especulaciones de que las víctimas podrían haber enfermado por los residuos del veneno usado en contra del ex espía y su hija.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más