El padre de la duquesa de Sussex ha concedido una nueva entrevista donde nuevamente habla sobre su hija y la familia real. El hombre de 74 años de edad explicó que no sabía nada de su hija desde hace semanas, después de que decidiese expresar algunas críticas hacia la familia real. Thomas Markle aseguró que antes de eso, Megan tenía un número de teléfono para comunicarse con él a través de los ayudantes de palacio.

El hombre afirma que los números se encuentran desconectados en estos momentos y que ya no funcionan, por lo que no encuentra la forma para comunicarse con ella.

Decisiones definitivas

Desde que Meghan Markle comunicase a su padre de su matrimonio con el príncipe Harry, este ha realizado algunos actos condenados por la familia real. Uno de sus últimos actos fue una entrevista concedida a la edición dominical del Daily Mail, donde explicó que desde hace semanas no hablaba con su hija.

El ex técnico en iluminación de cine también comentó que la comunicación con Megan era imposible, es doloroso para él saber que la duquesa de Sussex ha cortado toda comunicación.

Pero se acerca una fecha importante para Thomas Markle, y es que la nueva duquesa celebrará su cumpleaños el próximo 4 de agosto. La preocupación del padre de Megan era no poder felicitarla, ya que sabía de antemano que si enviaba una tarjeta de felicitación al palacio nunca la vería.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

El hombre aseguró tener un mal estado de salud, puesto que sufre de artritis y problemas cardiacos que de acuerdo con él acabarán pronto con su vida. El padre de la duquesa de Sussex confesó que no le gustaría morirse sin antes reconciliarse con su hija.

El hombre afirmó que las personas en su familia no llegaban a más de 80 años de vida, agregándole que con sus problemas de salud veía cerca su muerte.

Todo aquel asunto de Megan lo tenía mal emocionalmente, dijo que se merecía por lo menos “un gracias” de parte de su hija. Todo lo que ella era en gran parte se lo debía, pero por el momento todo eso se le había olvidado. Thomas aseguró que no sería silenciado por la realeza.

Actos que tienen consecuencias

El padre de Megan Markle tomó en el pasado reciente decisiones equivocadas. Las mismas lo han llevado a ser el primero en salir salpicado en todo este asunto de la boda, ya que desde el minuto cero que supo de la relación trató de dar información a la prensa.

La primera de estas informaciones fueron unas fotos que quiso vender, pero fue pillado en el acto.

Esto trajo como consecuencia que no pudiese asistir a la boda, además de padecer una dolencia cardiaca. Ambas cosas fueron detonantes para evitar su presencia en la boda de real. La realeza tenía al sustituido perfecto para llevar a Meghan al altar, “el príncipe Carlos de Inglaterra”. Su ausencia en uno de los eventos más importantes en la vida de su hija no representó obstáculo para él., pues continuó dando informaciones importantes a los medios, lo que no pensaba este hombre era que a raíz de sus acciones su hija no se comunicaría más con él.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más