El presidente estadounidense, Donald Trump, ha enviado un mensaje contundente al Gobierno de Irán, a través de su cuenta Twitter. El mandatario ha señalado, en letras mayúsculas para que no queden dudas, que “Al presidente iraní Rouhani: NUNCA, JAMÁS AMENACE A LOS ESTADOS UNIDOS O SUFRIRÁ CONSECUENCIAS COMO LAS QUE POCAS VECES EN LA HISTORIA HA SUFRIDO. NO SOMOS MÁS UN PAÍS QUE SOPORTARÁ SUS PALABRAS DE VIOLENCIA Y MUERTE.

¡SEA CAUTELOSO!”.

Las palabras de Trump se produjeron luego de que le mandatario iraní, Hasán Rohaní, se dirigiera en rueda de prensa a su par norteamericano con este mensaje: “Señor Trump, no juegue con la cola del león, sólo le llevará a lamentarlo (…). No está usted en posición de incitar a la nación iraní contra los intereses y la seguridad del país". Las declaraciones del mandatario persa se producen en el marco de acusaciones mutuas entre ambos mandatarios.

La salida de EE.UU. del acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Irán

Luego de que el pasado mes de mayo, el regente de la Casa Blanca anunciara su retirada del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní firmado en 2015, las diatribas no han cesado.

Como se recordará, con la firma de dicho acuerdo, Irán había renunciado a su programa de enriquecimiento de uranio, paso previo para el desarrollo de la bomba nuclear.

A cambio, EE.UU. y la Unión Europea levantaron las sanciones económicas que pesaban sobre la nación persa. Con la salida del acuerdo de 2015, EE.UU. planea volver a la sanciones contra Irán.

Para Irán, las sanciones en su contra supondrían limitaciones para las exportaciones de petróleo a suelo norteamericano. También implicaría la prohibición a las empresas estadounidenses de realizar actos de comercio con el Gobierno y con empresas iraníes.

Por su parte, las sanciones propuestas por Trump, implicarían un alza en los precios del crudo, ergo para la gasolina, lo que incidiría notablemente los ciudadanos norteamericanos, primeros consumidores de gasolina del mundo.

No obstante, sin el apoyo de la Unión Europea, principal mercado del petróleo iraní, las sanciones propuestas por Trump carecerían de eficacia. Donde sí se cierne una gran incertidumbre es la posibilidad de un conflicto bélico o invasión de parte de EE.UU. hacia Irán, como ya lo hiciera la Casa Blanca contra Irak, durante el año 2003.

La política de insultos previa a la paz

Sin embargo, los insultos e amenazas por parte del mandatario norteamericano y sus vientos de guerra, no son nuevos. Desde su llegada al cargo, Trump ha marcado su política exterior con mensajes ambiguos, en donde las amenazas en insultos anuncian el preludio de un acercamiento.

Tal fue el caso de lo ocurrido con el mandatario Kim Jong-Un, gobernante de Corea del Norte, con quien Trump protagonizara una dramática cadena de insultos mutuos y amenazas de destrucción masiva.

Todo ello, previo al acercamiento que generaría el fin de las asperezas y el fuerte estrechón de manos entre ambos mandatarios.

Como siempre, sólo el tiempo determinará la resolución del presente conflicto, o show mediático, que comienza a tejerse entre norteamericanos y persas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más