Estados Unidos y China aumentaron los aranceles este viernes en millones de dólares de los productos de cada país, comenzando con lo que China calificó como la "mayor guerra comercial en la historia económica" en una disputa que ya lleva meses.

Los aranceles estadounidenses sobre productos chinos por valor de 34.000 millones de dólares anuales entraron en vigor un minuto después de las 12 de la noche y el gobierno chino respondió rápidamente a las tarifas del presidente Trump.

Los nuevos aranceles del 25% de una lista de 818 productos procedentes de China, pertenecen a la industria aeroespacial, tecnologías de la información y la comunicación, robótica, maquinaria o automoción, entre otros, y en total suman los 34.000 millones de dólares en importaciones de cada año.

China responde a las medidas del gobierno de Donald Trump

El Ministerio de Comercio de China informó a través de un comunicado emitido poco después de la medianoche sobre las exportaciones chinas, advirtiendo que la represalia contra las medidas sería rápida.

El gobierno chino también devolvió los aranceles a casi 4 mil millones en importaciones de los Estados Unidos casi de inmediato. Además, el gobierno de China dijo que Estados Unidos no había cumplido las leyes de la Organización Mundial del Comercio.

Trump ha acusado al gobierno chino de robar productos de propiedad intelectual y que por eso se ha visto en la necesidad de emplear las tarifas que sirven como medida de seguridad nacional de los EE. UU. El gobierno estadounidense teme que los desarrollos tecnológicos chinos en campos que como la robótica, biotecnología e inteligencia artificial debiliten el liderazgo industrial de los Estados Unidos.

Luego de las medidas establecidas por el gobierno de Estados Unidos, China dijo que, aunque su gobierno anteriormente no había impuesto medidas a los Estados Unidos, con estas acciones recientes del gobierno de Trump, al país no le queda otra opción más que la de tomar represalias con las mismas medidas.

La economía de los Estados Unidos se podría ver afectada

Para los expertos en economía, la guerra comercial entre las dos potencias mundiales podría afectar de manera significativa a la economía de los Estados Unidos. Así lo advirtió el Ministerio de Comercio chino, que aseguró que los aranceles "dañarían los intereses" de las empresas y ciudadanos estadounidenses.

El conflicto entre las dos economías más grandes del mundo refleja una tensión crónica en su relación como clientes, socios comerciales y, cada vez más, como competidores. También tiene sus raíces en el choque entre las nociones estadounidenses de libre comercio y el modelo de desarrollo liderado por el estado de Pekín.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más