Debido a la crisis política y económica que existe en el país Venezuela se posiciona en el cuarto lugar del mundo donde sus ciudadanos solicitan protección por falta de derechos humanos y calidad de vida en sus tierras. Según el Informe Mundial de Tendencias de desplazamientos publicado por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en el 2016 se registro 34.200 peticiones y actualmente triplica esa cifra.

Países destino

Filippo Grandi quien es alto comisionado de la ONU para los refugiados mencionó que el pronóstico para este año es que ese numero aumente. Los países que tienen mayor solicitud son: Chile con 33.100 registros y Estados Unidos con 29.900, seguidos por: Colombia, Perú, Argentina, Panamá, Ecuador, España y México.

En las calles de Venezuela se ven largas filas de jóvenes profesionales preparando sus documentos para emigrar y poder darle a sus familiares una mejor calidad de vida. A su vez, los adultos lloran expresando con dolor que los abuelos se están quedando solos, ya que deben ver a sus hijos partir.

El asilo no es la única opción

Ademas del asilo otra de las alternativas que optan es solicitar visa de trabajo, residencia temporal, o visa humanitaria. Por el número tan alto de emigración se sienten en los países del exterior. Hay un nivel de xenofobia por parte de algunos de sus habitantes que no entienden la situación de Venezuela y lo único que expresan es que no son bienvenidos y deben regresar a su país.

En primer lugar se encuentra Afganistán, seguido por Siria luego Irak y en cuarto lugar Venezuela. Desde que Donald Trump está gobernando los Estados Unidos existe la aplicación de políticas inmigratorias que dificultan optar por ese país. Actualmente se registran 2000 niños separados de sus padres por ingresar ilegalmente, los cuales fueron deportados. El presidente expresa que ellos no serán un comando de inmigrantes, ni mucho menos centro de refugiados.

A su vez Chile, que es el otro país con mayor solicitud, empezó a solicitar visa ya que son muchas las personas de Venezuela que se están estableciendo allá. Cabe mencionar que no todo el que emigra aporta algo positivo a su nuevo destino, por lo que con esto no se está cerrando puertas, sino evaluando el tipo de ciudadano al que se le otorgará la residencia, para que puedan trabajar y vivir ahí por un periodo inicial de un año.

La situación esta cada vez peor, las aulas de clases están vacías, no hay transporte, los negocios están cerrados, no se consigue alimentos ni medicinas. Y con todo esto la esperanza se va perdiendo cada vez mas al no ver fin a esta pesadilla por la que millones de familias están pasando teniendo que emigrar para sobrevivir.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más