El presidente Donald Trump reafirmo el día lunes las medidas migratorias catalogadas con tolerancia cero impuestas a los inmigrantes que llegan a los Estados Unidos. El mandatario estadounidense afirmó que el país no será un complejo para mantener refugiados, ni un campo para inmigrantes. A su vez criticó a Europa por sus medidas migratorias que a su parecer no son las adecuadas.

Calificó a los inmigrantes que están llegando al país de “asesinos y ladrones”, en muchos casos. El mandatario manifestó que busca la seguridad del país y que su trabajo empieza en la frontera.

Trump acusa a los demócratas

Donald Trump acusó a los demócratas del problema que existe con los inmigrantes y aseguró que ellos pretenden que la inmigración ilegal “infeste” al país. Esta medida impuesta por Donald Trump ha sido el foco para muchas críticas luego de las separaciones de varias familias que llegaron a la frontera. No sólo los demócratas han criticado esta postura del presidente, sino además miembros su propia Partido.

Según las medidas impuestas por el presidente Trump, las personas que entran ilegalmente a Estados Unidos serán detenidas y los menores ingresarán al Departamento de Salud y Servicios humanos. El fiscal general, Jeff Sessions, fue el que anunció las nuevas medidas bajo la política de “tolerancia cero” hace unas semanas atrás.

El fiscal de Estados Unidos aseguró que se enjuiciará a todas las personas adultas que crucen la frontera de manera ilegal. La Secretaría de Seguridad nacional, Kirstjen Nielsen, dijo firmemente que no pedirán disculpas por las medidas tomadas.

Niños separados de sus padres

Una de las razones por la cual es más criticada las medidas establecidas por Donald Trump, es porque miles de niños migrantes fueron separados de sus padres y se encuentra en oficinas de refugiados.

El alto comisionado de la ONU, Zeid Ra'ad Al Hussein, dijo que es un abuso a menores permitido por el gobierno.

La oficina de aduanas y protección de fronteras público unas fotografías de varios centros de reasentamiento de refugiados en Texas, mostrando las condiciones en las que se encuentra actualmente los niños migrantes que han sido separado de sus padres.

Una de las fotografías mostró un salón grande que antes era un viejo Walmart, con colchonetas en el piso donde los niños comen y juegan. Alrededor de 1500 niños están en ese centro.

El senador de Texas, José Rodríguez, fue uno de los que se quejó a través de un comunicado de la situación que está ocurriendo con los menores. El senador dijo: “Deberíamos tener cero tolerancias para el tratamiento inhumano e inmoral de estos niños”.

El presidente Trump continua con las nuevas medidas tomadas para los inmigrantes, incluso bajo la presión de las muchas críticas que llegaron con las publicaciones de videos e imágenes donde se veían a niños llorando por sus padres.

Alrededor de 2.000 niños inmigrantes fueron separados de sus padres entre abril y mayo, según el Departamento de Seguridad Nacional.

La administración de Trump ha dicho que no se disculpará por las acciones y medidas tomadas y abrirán un enjuiciamiento a todas las personas que sean capturadas cruzando la frontera de forma ilegal, incluso si tienen niños pequeños.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más