El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha provocado una profunda indignación luego de llamar al dios cristiano "estúpido". En un discurso televisado, Duterte hizo gala de su ateísmo, cuestionando la sabiduría de Dios al crear a Adán y Eva solo para verlos caer bajo tentación de Satanás en el Jardín del Edén, y así acabar con la bondad de la humanidad y atrayendo al pecado.

"¿Quién es este estúpido dios?

Es realmente muy estúpido", dijo el presidente Duterte que dirige a un país donde aproximadamente 9 de cada 10 habitantes son cristianos, y de los cuales la mayoría son de religión católica.

Duterte, crítico de la Iglesia Católica

Duterte, ha criticado abiertamente a la Iglesia Católica, cuando se dirigía a una cumbre en la ciudad de Davao el viernes, donde cuestionó la lógica de Dios en la historia bíblica de la creación de Adán y Eva.

"Has creado algo perfecto y luego piensas en un evento que tentaría y destruiría la calidad de tu trabajo", agregó.

El polémico presidente agregó: "Creo que hay una mente universal, pero ... No puedo imaginarlo como un ser humano. Pero realmente creo, tengo esta fe y algo permanente, pero no creo en la religión ". Hizo comentarios similares a principios de este mes durante una reunión con la comunidad filipina en Corea del Sur. "Si ese es el Dios católico, eso es una mentira”, dijo en esa oportunidad.

Al presidente filipino se le conoce como un presidente autoritario recordado por haber maldecido al Papa y a líderes importantes como el ex presidente de los EE. UU. Barack Obama. Ahora con las nuevas declaraciones ha provocado una nueva indignación al llamar a Dios "estúpido" en el país católico más grande de Asia.

El senador Antonio Trillanes y el obispo Arturo Bastes rechazó las declaraciones de Duterte

El senador opositor Antonio Trillanes rechazó lo que dijo Duterte el lunes y lo describió como "un hombre malvado que lanzó unos comentarios muy coherentes con el engaño, la falta de corazón y la implacabilidad de sus políticas".

Inclusive algunos de los dirigentes políticos aliados al Duterte criticaron su posición. "La diatriba de Duterte contra Dios y la Biblia revela nuevamente que él es un monstruo psicológico, un psicópata, una mente anormal que no debería haber sido elegido como presidente de nuestra nación civilizada y cristiana", dijo el obispo Arturo Bastes.

El portavoz de Duterte lo defiende

Su portavoz, Harry Roque, desde entonces ha defendido la polémica declaración como su creencia personal."Esa es la creencia personal del presidente", dijo.

"Somos libres de creer en la religión y también somos libres de no creer en la religión. El presidente tiene sus creencias espirituales personales ". También agregó que no se puede culpar al presidente si "no tiene ningún sentido de hipocresía" y se debería defender su postura, ya que siempre ha mostrado su ateísmo incluso cuando era candidato a ser presidente de Filipinas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más