Francia tiene pruebas de que el gobierno sirio lanzó ataques con gas tóxico y ha pensado en tomar acciones que podría provocar ataques aéreos franceses, dijo el jueves el presidente Emmanuel Macron.

Macron no especificó si Francia está planeando una acción militar contra el gobierno del presidente sirio Bashar Assad. Dijo que ha estado hablando regularmente esta semana con el presidente de los EE. UU. Donald Trump sobre la respuesta más efectiva. En la televisión TF1, Macron dijo que Francia [VIDEO] no tolerará "regímenes que piensan que todo está permitido".

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Latinoamérica

Previamente dijo que cualquier acción francesa apuntará a las habilidades de armas químicas de Siria.

Ataque en Duma

Activistas y médicos sirios de la oposición dicen que un presunto ataque con gas la semana pasada en Duma mató a más de 40 personas.

El gobierno sirio ha negado las acusaciones.

La oficina de Macron y el ejército francés no han comentado los planes pendientes por realizar. Una operación militar sería un gran problema para Macron, su primera acción militar como presidente, en un momento de intensas tensiones sobre los cambios en la legislación laboral. Aunque, Macron no necesita permiso parlamentario para iniciar una operación.

Las fuerzas militares francesas [VIDEO]no han atacado directamente a los sitios del gobierno sirio, pero Francia ha apoyado a las fuerzas rebeldes desde el comienzo de la lucha que comenzó en el 2011.

Posiciones de distintos países

Los Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña han estado consultando sobre el lanzamiento de un ataque militar. Trump tuiteó el miércoles que los misiles "vendrán" y el jueves tuiteó que el ataque podría ser en cualquier momento, pero no dijo cuándo.

En Londres, tras su regreso de vacaciones, la primera ministra británica Theresa May convocó a su gabinete para discutir la acción militar contra Siria. May indicó que quiere que Gran Bretaña se una a los ataques liderados por los Estados Unidos en respuesta al ataque en Duma. Ella ha dicho que todo indica que las fuerzas de Assad fueron responsables y que el uso de armas químicas no puede ser cuestionado.

La canciller Angela Merkel dijo que Alemania no participará en una posible acción militar en Siria, pero envió un mensaje de que el uso de armas químicas es inaceptable.

Francia ya tiene unos 1.100 soldados involucrados en su Operación Chammal, creada en 2014 para luchar contra los extremistas del Estado Islámico en Iraq y extendida en 2015 a Siria, como parte de la coalición liderada por los EE. UU. Varios ataques de represalia del Estado Islámico se han dirigido a suelo francés, incluido uno del mes pasado.