Malta, país insular situado a 95 km al Sur de Sicilia, y que es el único en Europa Occidental donde el Divorcio está todavía prohibido, independiente desde 1965, ha visto cómo su reputación internacional ha quedado gravemente dañada al descubrirse lo que investigaba la periodista Daphne Caruana Galizia, asesinada el pasado 16 de octubre al estallar una bomba colocada en su coche, crimen que conmocionó al país entero.

Ella iba detrás de alguien que preparaba un gigantesco proyecto para convertir a Malta en un paraíso fiscal, donde entrara la fortuna de los millonarios del planeta, incluidos los más corruptos y mezquinos. Su forma de hacerlo sería conceder indiscriminadamente la ciudadanía maltesa a todos esos señores.

La oposición maltesa de centro-derecha quiere dar prisa al Gobierno para que “Muestre la verdad y pare de manchar la reputación del país con su actitud, favoreciendo la impunidad”. La periodista Daphne Caruana era próxima al Partido Nacionalista, conservadores moderados, aunque parece ser que sus investigaciones periodísticas habrían descubierto que el mismísimo jefe de la oposición, y de ese mismo partido, también sería un corrupto de cuidado.

Caruana invstigaba una red masiva de corrupción mundial desde Malta

Las revelaciones que van saliendo, y que podrían ser más si la Policía maltesa saca información contenida en el ordenador personal de Caruana, han conmocionado toda Malta. Los tres asesinos de ella han guardado silencio en las comparecencias ante la Justicia, y se habla de una “Ley del Silencio y del Miedo” omnipresente a lo largo del pequeño país, casi como la que todavía hay en la cercana Sicilia. Incluso se dice que ellos ya sabían que iban a ser detenidos, y no se sabe cómo acabarán, si liberados o pagarán por los crímenes de sus jefes.

Pilatus, que no es un ejercicio gimnástico sino el nombre de un Banco maltés, podría haber blanqueado dinero procedente de Azerbayán, para que éste entrara en Europa sin sospechas. Esa es la punta del iceberg del gigantesco pozo de corrupción que Caruana investigaba.

Hoy, el diario Le Monde titula la crónica del día sobre el asunto maltés: “Proyecto Daphne: Profesión, vendedor de pasaportes”. Y era descubrir que se iba a dar facilidades a miles de millonarios del mundo entero para conseguir la ciudadanía maltesa y obtener infinitas ventajas fiscales y monetarias. Alguien llamado Christian Kälin sería el jefe de toda esta vasta operación.

Él niega tener nada que ver con este asunto, pero ya es señalado como uno de los cabecillas.

Bancos y holdings de funcionamiento opaco en todo el planeta

Incluso se sospecha que hay un entramado con Bancos y holdings alrededor del mundo que dirige este rompecabezas, algunas de funcionamiento opaco y sin saberse quién es su jefe o director. Y también está lo que se descubrió detrás de los Papeles de Panamá. También se sospecha de chinos, iraníes y demás gente poderosa que funciona como cualquiera de aquellas temibles organizaciones secretas a las que tenía que enfrentarse James Bond, pero en la realidad.

Daphne Caruana, poco antes de ser asesinada, ya había captado varios e-mails entre varios poderosos que dirigían esta organización, y los había publicado en la Prensa. Después de su muerte y el luto nacional, poco a poco empezaron a saberse cosas como las que contamos en este artículo, y que hay muchísimas más, mucho más sórdidas y terribles.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más