Mientras Vladimir Putin [VIDEO] celebraba el resultado de las elecciones presidenciales, las que lo consolidaron como presidente ruso por los próximos 6 años con un aplastante 76% de los votos, la única respuesta de las potencias occidentales provino de Alemania: "tomamos nota". Esto fue lo único que Occidente dijo al respecto. #Putin sí recibió las felicitaciones de la ultraderecha alemana, China, Venezuela y Kazajistán.

Steffen Seibert, portavoz del Poder Ejecutivo alemán, anunció en la rueda de prensa rutinaria que "Angela Merkel lo felicitará, como es costumbre" y le escribirá también "un telegrama que trate los desafíos que afrontan las relaciones ruso-germanas".

Más allá de la respuesta alemana, ningún otro líder de potencias occidentales ha felicitado a Vladimir Putin por haber ganado las elecciones presidenciales que tuvieron lugar en la jornada de ayer. Elecciones que se dieron en el marco de una grave crisis diplomática a partir del atentado contra el ex espía ruso Serguei Skripal [VIDEO] y su hija, quienes estaban en Inglaterra.

Elecciones polémicas

En los comicios del pasado domingo, Putin se impuso ante sus rivales con el 76,6% de los votos. Pavel Grudinin, candidato por el Partido Comunista de #Rusia (PCR), reconoció hoy la victoria del actual presidente, aunque sostuvo que se trató de "unas elecciones sucias, y que no se ajustaron a los estándares de democracia mundiales". Grudinin, un empresario agrícola de 57 años, no tiene militancia comunista.

Alcanzó el segundo lugar en las elecciones con un nada despreciable 11,8% de los votos, muy por delante del resto de los candidatos, quienes no superaron el 6%.

Esta mañana Putin se dirigió a la nación, para exponer las prioridades de su próximo mandato: una especie del "América primero" de Donald Trump, pero en versión rusa. "En primer lugar nos dedicaremos a la agenda de política nacional. Principalmente, significa garantizar los ritmos de crecimiento de la economía, y que ésta tenga un carácter innovador". Por otro lado, el presidente electo afirmó que sus prioridades serán la educación, la sanidad, la productividad industrial y las infraestructuras, para "avanzar y mejorar el nivel de vida de todos los ciudadanos rusos".

"Desde luego que hay cuestiones relativas a la seguridad y a la garantía de la defensa nacional, es algo imprescindible; sin embargo, nuestra prioridad será la agenda nacional", sostuvo.

De acuerdo a algunos observadores, la determinante victoria en las elecciones consolidará la autoridad de Putin como líder mundial. Y para los analistas, la creciente tensión entre Rusia y Occidente por el envenenamiento del ex espía no hizo más que darle votos a Putin, quien negó cualquier participación de Rusia en el hecho.