El gobierno de Donald Trump impuso hoy sanciones a Rusia por su presunta injerencia durante elecciones presidenciales del año 2016 con la finalidad de influir sobre los resultados finales electorales y por haber hecho varios ciberataques. estas medidas afectan a 19 rusos y cinco organizaciones.

Específicamente, El Departamento del Tesoro de EE. UU. anunció este jueves las nuevas sanciones para los 13 ciudadanos rusos y cinco entidades rusas acusadas por el asesor especial Robert Mueller de conspirar para interferir en las elecciones estadounidenses de 2016.

Las acusaciones

La Agencia de Investigación de Internet (IRA), una notoria granja rusa ubicada en San Petersburgo [VIDEO], fue la principal responsable de llevar a cabo la operación de influencia social de Rusia durante la elección, se agregó a la lista de entidades sancionadas, al igual que 12 de los 13 Ciudadanos rusos acusados.

El otro, el empresario ruso YevgeniyPrigozhin, ya estaba en la lista, pero además fue designado como un individuo vinculado al IRA. Prigozhin fue acusado en la acusación de Mueller de utilizar sus empresas, Concord Management and Consulting LLC y Concord Catering, para financiar el trabajo del IRA.

Otros dos individuos, Sergei Afanasyev y Grigori y Viktorovich Molchanov, fueron agregados debido a sus vínculos con la principal dirección de inteligencia de Rusia.

Los 12 ciudadanos rusos de la acusación de Mueller añadidos a la lista de sanciones de los EE. UU. son: Dzheykhun Nasimi Ogly Aslanov; Anna Vladislavovna Bogacheva, Maria Anatolyevna Bovda, Robert Sergeyevich Bovda, Mikhail Leonidovich Burchik, Mikhail Ivanovich Bystrov, Irina Viktorovna Kaverzina, Aleksandra Yuryevna, Vadim Vladimirovich Podkopaev, Sergey Pavlovich Polozov, Gleb Igorevich Vasilchenko, and Vladimir Venkov.

El Departamento del Tesoro anuncia las sanciones

El Departamento del Tesoro también anunció sanciones al servicio de seguridad federal de Rusia (FSB) y personas vinculadas a la inteligencia rusa. Las sanciones dadas son la congelación de los activos en EEUU de los acusados y la prohibición a las empresas estadounidenses que hagan transacciones con ellos.

"La Administración está haciendo haciendo frente y está contrarrestando la maligna actividad cibernética de Rusia. Eso incluye su intento de interferir en las elecciones estadounidenses, sus destructivos ciberataques y sus intrusiones para atacar infraestructuras esenciales", dijo Steven Mnuchin, el secretario del Departamento del Tesoro.

Estados Unidos junto a otros países estuvieron de acuerdo con las acusaciones británicas en contra de Rusia sobre el ataque con toxinas químicas contra un ex-agente ruso en Londres.

Altos funcionarios del Departamento del Tesoro han asegurado, bajo condición de anonimato, que estas sanciones forman parte de una serie de acciones que estimar seguir implementando para seguir presionando al gobierno de Rusia.

Entre los ataques cibernéticos asignados a Rusia, está el ataque NotPeya, considerado por los Estados Unidos y el Gobierno británico, como el más destructivo y costoso de la historia.