El temporal de nieve registrado en #París ha dejado al país colapsado. No había ocurrido una nevada tan fuerte desde hace 30 años. Esto provocó un caos en el tráfico, dejando varados a los viajeros, demorando los trenes y vuelos y paralizando la red de autobuses. Las deslumbrantes escenas de la capital francesa, recubiertas de nieve, deleitaron a los turistas; pero ofrecieron poco consuelo a los millones de personas [VIDEO]que lucharon por ir a trabajar, a niños que iban a la escuela o aquellas personas que querían tomar un vuelo en los aeropuertos de la ciudad.

Hasta doce centímetros de nieve alcanzaron algunos puntos de la ciudad y gran parte del norte de Francia, después de que las nubes se estacionaron, el martes por la tarde, y mantuvieron los copos de nieve cayendo hasta bien entrada la madrugada del miércoles.

Docenas de personas varadas

Docenas de personas tuvieron que dormir en sus automóviles, mientras otros abandonaron sus vehículos y continuaron el viaje a pie. Más de 200 personas tuvieron que pasar la noche en el aeropuerto de Orly, mientras que 700 personas durmieron en las estaciones de Montparnasse y Austerlitz, después de que sus trenes fueron cancelados, el martes por la noche.

Otros viajeros varados, durmieron en 46 refugios de emergencia, abiertos en la región metropolitana de París. Los vehículos pesados ​​de mercancías permanecieron excluidos de las principales rutas de la región, dejando camiones apilados, a lo largo de las autopistas, que conducen a París, hasta que el clima se calmara. la policía les dijo a los conductores que dejaran sus autos en casa y tomaran el transporte público si era necesario.

El sistema de tránsito fue arrojado al caos, por la nieve

Varias líneas de tranvía y tren de cercanías se cerraron por completo, y casi todos los servicios de autobús se detuvieron. La compañía ferroviaria nacional SNCF [VIDEO] dijo que se había visto obligada a reducir la velocidad de sus trenes de alta velocidad debido a la nieve y aconsejó a los clientes posponer sus viajes. La #Torre Eiffel, una de las atracciones turísticas más visitadas del mundo, se cerró por segundo día consecutivo, debido al clima.

Pero a los turistas les encantó el esplendor de la capital francesa cubierta por una rara capa de nieve. Y el clima invernal fue una delicia para muchos visitantes, así como para los aficionados al esquí y al snowboard que acudieron a la basílica Sacre-Coeur en la cima de la colina de Montmartre.