Entre jóvenes sobrevivientes del tiroteo en la escuela de Florida, el presidente Donald Trump dijo el miércoles, durante una sesión de en la Oficina Oval, que armar a los maestros y enviar veteranos armados con armas de fuego a las escuelas, podría disuadir o detener los tiroteos en las escuelas en los Estados Unidos [VIDEO]. Los comentarios se produjeron durante una emotiva reunión que incluyó al vicepresidente Mike Pence, la secretaria de Educación Betsy DeVos y algunos sobrevivientes de los disparos en el Marjory Stoneman Douglas High School; así como también a los familiares que perdieron a sus hijos por la Violencia armada. Derramaron lágrimas de dolor y enojo por la falta de esfuerzos del gobierno para detener los tiroteos en las escuelas.

Solución de Donald Trump para eliminar los tiroteos en las escuelas

Trump habló sobre el fortalecimiento de las verificaciones de antecedentes para la compra de un arma de fuego y el aumento de los recursos en la salud mental, pero sus comentarios más puntuales y específicos surgieron cuando habló sobre la necesidad de agregar seguridad a las escuelas, armando a maestros, y de la posibilidad de ingresar a las instituciones veteranos equipados con armas, dispuestos a actuar. Trump [VIDEO] dijo que si Aaron Feis, un entrenador de fútbol que falleció en el incidente, hubiera estado armado, podría haber detenido al pistolero que lo mató y que terminó con la vida de otras 16 personas más, la semana pasada en Marjory Stoneman Douglas High School.

“Él hubiera disparado y ese hubiera sido el final ", dijo Trump.

Luego propuso armar al 20 por ciento de los maestros de las escuelas estadounidenses y contratar veteranos como guardias escolares armados. Esta propuesta de que el 20 por ciento de los maestros de escuelas públicas estén listos para disparar contra un tirador escolar, significa que hay que entrenar y armar a miles de personas en todo el país. La idea recibió una cálida acogida entre algunos padres, pero se encontró con una rápida reacción de parte de los grupos de docentes de todo el país.

Opiniones divididas

La propuesta del presidente Trump se pudiera resumir como violencia contra violencia. La propuesta tuvo recepciones distintas entre los estadounidenses, algunas rechazaron por completo la idea, opinando que traer más armas de fuego a las escuelas estadounidense es una locura, que dar armas a los maestros no serviría para proteger a estudiantes de la violencia armada. Pero, el padre de un estudiante de Stoneman Douglas High sugirió que armar al personal de la escuela, incluso tener agentes de policía encubiertos que trabajen como conserjes o trabajadores de la cafetería, podría ser la clave para detener a un tirador escolar cuando fallen otras medidas.